RACING

El Amore recurre a Apelación para no jugar con el Racing el 31 de marzo

Los azules afirman que su confinamiento acaba el día 30, que existe riesgo de lesión y piden que se retrase más o, si no es posible, se suspenda

Santander
El Amore recurre a Apelación para no jugar con el Racing el 31 de marzo
Nacho Cubero Diario AS

Todavía no está claro que el Amorebieta-Racing de la última jornada de la primera fase se vaya a jugar el miércoles, 31 de marzo, tal y como ordenó Alberto Peláez, el Juez de Competición de la Federación Española, en una resolución firmada ayer en Las Rozas. El Amorebieta asegura que el confinamiento de sus futbolistas no acaba hasta el 30 de marzo y que, por tanto, existe un claro riesgo de lesión si se les obliga a disputar un partido 24 horas más tarde. Por ello, el equipo azul ha presentado un recurso al Comité de Apelación solicitando que el partido se retrase más o, si no fuera posible, se suspenda y se aplique lo previsto en el reglamento para este tipo de circunstancias.

El presidente del Amorebieta, Jon Larrea, pasó hoy por los micrófonos de SER Deportivos Cantabria, en donde explicó que el número de positivos en su club no para de crecer. "no sé si vamos ya por ocho o por diez, porque siguen sumándose más, y hay algunos que están en una situación más cómoda, vamos a decir, pero la mayoría de los jugadores son sintomáticos y en algún caso concreto lo está pasando realmente mal"

Jon Larrea, presidente del Amorebieta, pasó hoy por 'SER Deportivos Cantabria'

Uno de los motivos de controversia con la resolución federativa es que mientras que Alberto Peláez afirma que deben "guardar aislamiento hasta el 27 de marzo de 2021", el presidente azul asegura que "Osakidetza, el servicio vasco de salud, lo que nos ha fijado es un confinamiento hasta el día 29 incluido, es decir, que no podríamos salir de casa hasta el 30, y lo que fija para el día 27 es la realización de una nueva PCR". El cuadro vizcaíno está intentando aclarar los plazos fijados por Osakidetza, pero no quiere jugar el próximo miércoles: "nosotros queremos jugar, pero queremos hacerlo cuando tengamos la opción y las condiciones mínimas y esas son imposibles el día 31, cuando el primer entrenamiento sería el 30. Sería ilógico".

En el caso de que la RFEF reaccionara a esta alegación suspendiendo el partido para no retrasar el inicio de la segunda fase, y por tanto aplicara el coeficiente Nº de puntos/Nº de partidos, en el equipo de Urritxe "acataríamos lo que se nos trasladara desde la federación. Una vez que la RFEF vea que el 31 no se puede jugar por nuestro confinamiento, acataremos lo que decida. Te daría pena no jugar un partido como el de la visita del Racing a nuestra casa, pero las circunstancias son las que deciden".

Por lo que respecta al Racing, pese a que no se ha pronunciado oficialmente, no parece previsible que vaya a ser especialmente beligerante en cualquiera de los casos. Tanto si se mantiene el partido en la fecha fijada del próximo miércoles, como si se suspende y se aplica el coeficiente para determinar la clasificación, el club que preside Alfredo Pérez aceptaría la decisión federativa sin objeciones. No sería lo mismo en el caso de que se fije una nueva fecha y eso haga al Racing ir a competir en la segunda fase con menos tiempo de descanso que sus próximos rivales.