SEGUNDA DIVISIÓN B

El 'doble descenso' amenaza al Atlético B: así será su segunda fase para no caer a la quinta categoría

El filial jugará por la permanencia en la Segunda División RFEF, la que será la cuarta categoría del fútbol nacional, pero puede caer otro peldaño. Estos son sus rivales y lo que necesita.

0
Los futbolistas del Atlético B, abatidos tras el 1-1 con el Navalcarnero.
JAVIER GANDUL DIARIO AS

El empate ante el Navalcarnero (1-1) fue la confirmación de que la primera fase del Atlético B ha resultado un fiasco. El filial llegó al último examen con opciones de salvarse, después de un arreón interesante, pero sólo le valía ganar y no lo hizo. Se confirmó que la próxima temporada jugará, como mal menor, en la Segunda RFEF, la que será la cuarta categoría del fútbol español. Pero aún tiene que apretar para no caer a Tercera RFEF (es decir, la quinta categoría). La amenaza del doble descenso acecha al Atleti B.

El bajón es considerable, teniendo en cuenta que el año pasado el filial estuvo peleando, igual que en 2019, por ascender a Segunda. Pero esta temporada empezó torcida y cuando se enderezó el rumbo fue tarde. Aun así, se ganó la opción de jugársela en duelo directo con el Navalcarnero. Entre octubre y enero hiló una racha de nueve partidos sin ganar (4 puntos sumados de 27) casi definitiva. ¿Y ahora qué? Ahora los del subgrupo A se unen con los del grupo B y toca apretar. Esto es lo que le viene al Atlético B:

Fase por la permanencia en Segunda RFEF del grupo 5

Ptos PJ G E P GF GC DG
Melilla 23 18 6 5 7 15 19 -4
Villarrubia 20 18 4 8 6 17 24 -7
Las Rozas 20 18 5 5 8 16 25 -9
Atlético B 19 18 4 7 7 15 20 -5
Poblense 16 18 2 10 6 16 21 -5
Socuéllamos 16 18 4 4 10 13 25 -12
Getafe B 13 18 2 7 9 11 21 -10
Villarrobledo 10 18 2 4 12 15 29 -14

Los cinco últimos de este subgrupo y el peor tercero de los cinco grupos descienden a Tercera RFEF.

El conjunto de Nacho Fernández arrastra todos los puntos de la primera fase y ahora jugará, a doble vuelta, contra los equipos que llegan del otro subgrupo. Es decir, Melilla, Villarrubia, Socuéllamos y Villarrobledo. Es una fase muy exigente porque de los ocho participantes bajarán cinco. También cae el peor de los terceros. Es decir, sólo ser primero y segundo asegura mantenerse en la Segunda RFEF. El filial, como vemos, parte desde la cuarta plaza. Ahora mismo está en la zona de descenso, a un punto de la salvación.

Un filial debilitado sin Garcés, Sanabria, Valera...

El palo en el club es importante, y puede ser peor aún. Un equipo concebido para entrar en el vagón de cabeza y que, al final, ni siquiera ha podido conformarse con la zona intermedia. Además, a pesar de la maña trayectoria, la plantilla perdió en enero algunas piezas importantes como Borja Garcés, Sanabria y Germán Valera, que han dado el salto a Segunda a cambio de debilitar al Atleti B.

Desde la Academia toca mirar al futuro sabiendo que para la 2021-22 el salto desde el filial al primer equipo será inmenso, mucho mayor que el actual. El Atlético B no pisa la Segunda desde 2000 y sí estuvo en Tercera recientemente (2015-17). Ahora vienen ocho finales para evitar caer a una categoría muy por debajo de lo deseado y lo exigible. Tocará en cualquier caso un cambio de ciclo para dar salida a los Toni Moya, San Román, Ricard... y pensar qué hacer con los más jóvenes, como Mario Soriano, Giuliano Simeone, Javi Serrano...