ITALIA

Theo Hernández: "Irme del Madrid fue lo mejor para mí"

El lateral izquierdo del Milan repasa en AS su etapa en el fútbol italiano y los motivos que le hicieron salir del Madrid en su momento tras no cuajar.

Theo Hernández: "Irme del Madrid fue lo mejor para mí"
TIZIANA FABI AFP

Theo Hernández acoge a AS desde Milanello con una gran sonrisa. La pandemia nos ha negado las entrevistas cara a cara, pero también a través de la pantalla se nota claramente la ilusión que le está generando su aventura en el Milan. En Italia le adoran y él, ahí, siente que puede cumplir todos sus sueños. Mucho se lo debe a Paolo Maldini y aquel famoso encuentro en Ibiza...


-Dijo que Maldini, en Ibiza, tardó el tiempo de un café en convencerle. ¿Cómo lo hizo?

-Me llamó porque quería verme, me sorprendió y fue una reunión muy bonita. Dijo que tenía talento, que podía llegar a ser un gran jugador. Hablamos de mi situación en el Madrid, de mis años en el Alavés, en la Real Sociedad. Lo hicimos como si fuéramos dos amigos.

-Paolo, que de laterales izquierdos sabe mucho, dice que puede llegar a ser uno de los tres mejores del mundo en este papel.

-Me hace sentir genial que una leyenda como él diga eso, pero a la vez me mete ganas de seguir trabajando mucho. Es lo que estoy haciendo, estando con el equipo a muerte.

-Usted afirmó que le gustaría quedarse en el Milan para siempre.

-Es que aquí estoy muy feliz. Desde el primer momento en el que llegué, tanto el equipo como la afición y el club entero me acogieron muy bien. Y cuando es así, cuando en un equipo estás tan bien, simplemente no quieres irte. Quiero estar aquí mucho tiempo más.

-¿Qué fue lo primero que le impresionó del Calcio?

-La diferencia con LaLiga se nota. Aquí se juega menos, es todo más físico y táctico, pero me he adaptado bien.

-En 72 partidos de rossonero, marcó 12 goles, firmó 11 asistencias y ha mejorado en la fase defensiva.

-He mejorado mucho, sí, pero lo que lo ha hecho posible fue tener la confianza de Pioli. Sin eso, es imposible demostrar si vales algo y tienes talento. Y todavía me queda mucho por crecer.

-¿E Italia, como país, le gusta?

-Sí, Milán es super bonito. Se come bien, se puede ir de tiendas, la gente es muy amable… Estoy muy a gusto.

-Es uno de los ídolos de los futboleros también por su rendimiento en el ‘Fantacalcio’, el Biwenger italiano.

-Cuando llegué no sabía lo que era, ahora ya lo aprendí y mis “entrenadores” están muy, muy pesados. Me regañan en las redes sociales, pero se olvidan de que soy lateral, y no puedo meter goles en todos los partidos (ríe)

-Después de unos meses complicados, en enero 2020 llegó Ibrahimovic y le cambió totalmente la cara al Milan, que se hizo imparable.

-Desde que ha llegado él nos ha dado un plus, sin duda. Es verdad que su presencia impone un poco, pero al final en el día a día nos ayuda mucho, es un compañero más. Eso sí, muchas veces nos pone las pilas, pero eso también es bueno.

-¿Qué relación tiene con él?

-Muy buena. De vez en cuando alguna bronquilla me la llevo, pero es normal. Siempre quiere que dé lo mejor de mí: a veces nos aprieta, Zlatan es Zlatan. Con él hay bromas, risas, pero su lado “Dios” impone, y, en el fondo, es lo que mola de él.

Zlatan es Zlatan, a veces me llevo alguna bronca, pero ayuda muchísimo

Theo Hernández

-¿En San Remo le ha gustado verle cantar?

-Sí, pero la verdad es que no ha cantado muy bien (ríe).

-Hablando del scudetto, ahora la ventaja del Inter es de seis puntos, con un partido menos. ¿Siguen creyendo en la remontada?

-Sí, vamos a ir a por todas, aún queda mucho. El Inter se nos ha escapado un poquito, pero vamos a luchar hasta el final. Todavía pueden perder o empatar partidos, las ligas dan muchas vueltas… Luego, obviamente, tengo el objetivo de jugar la Champions con esta camiseta. Sería muy bonito también porque el Milan hace mucho que no la disputa.

-En la Juve juega su amigo Cristiano. Visto lo visto, ¿fue un error para el Madrid dejarle salir?

-Cristiano es un jugador descomunal, lo ha ganado todo y no baja su nivel de ambición. La ausencia de un jugador así, se nota siempre. Dicho esto los grandes clubes siempre tienen la capacidad de volver a su lugar.

-¿Se lo imagina de vuelta en el Bernabéu?

-No sé, no tengo ni idea (ríe).

-Otro excompañero que triunfa en el Calcio es Achraf. ¿Cómo ha vivido el cara a cara con él en el derbi?

-Somos enemigos en el campo, pero muy amigos fuera. Es un grandísimo jugador, lo conozco bien, y tenemos características parecidas. Somos laterales muy ofensivos…

Achraf y yo somos enemigos en el campo y amigos fuera. Estamos demostrando lo que valemos"

Theo Hernández

-Muchos les consideran los mejores laterales de Europa, uno para cada banda. ¿Cómo es posible que no hayan tenido espacio en el Madrid?

-No sé decirlo, son decisiones del club y del entrenador, pero lo mejor para ambos era salir de allí. Si un futbolista no juega, no puede demostrar nada. Ahora lo estamos haciendo los dos.

-¿Cuál fue su mejor recuerdo en el Madrid?

-Ganar la Champions, sin ninguna duda. Es una emoción que se te queda.

-Con Marcelo tuvo una relación especial.

-Me ha ayudado muchísimo. Tener consejos y jugar con un lateral como él fue un orgullo para mí. De vez en cuando, todavía nos escribimos por Instagram.

-Todo lo que sale del club blanco, en Italia, funciona genial. Ha pasado con Albiol, Callejón, Higuaín, ahora con usted, Achraf, Borja Mayoral, Brahim…

-Es difícil de explicar. La verdad es que en el Madrid hay jugadores muy buenos y muchos deben salir para buscar minutos y confianza, como dije. Eso hace que, con el tiempo, exploten.

-En el Milan, con Brahim y Castillejo, han formado una pequeña pandilla.

-Nos entendemos bien en el campo, y los tres somos muy bromistas, nos reímos de todo el mundo, vacilamos… Es que Brahim y Samu son de Málaga, los malagueños son así. Yo me junto con ellos porque soy igual.

-¿Le gustaría que Brahim se quedara allí?

-Estaría encantado. Desde que ha llegado me llevo genial con él, es un futbolista y un compañero excepcional. Sería increíble si se quedara al menos un año más.

Brahim es un jugador espectacular, me encantaría que se quedara

Theo Hernández

-Volvamos a sus comienzos. ¿Quién era su referencia futbolística?

-Maldini siempre me ha gustado mucho, aunque creciendo me fijé mucho en Marcelo por su manera de atacar. Por eso jugar con él fue tan increíble para mí.

-De pequeño, obviamente, empezó a jugar con su hermano.

-Nos tirábamos el día entero con la pelota, también con mi abuelo. Mi madre no nos aguantaba más… Pero éramos muy buenos los dos.

-Ha crecido en la cantera del Atleti. ¿Le hubiera gustado tener una oportunidad con Simeone?

-Cuando estaba allí, por supuesto. Quería debutar con el primer equipo y trabajé duro para conseguirlo, pero entrar en la dinámica del primer equipo y contar con oportunidades nunca es sencillo. En mi caso, salí cedido al Alavés, lo que me sirvió para crecer en mi carrera.

-¿Por eso decidió marcharse al Madrid?

-El año en Vitoria fue espectacular en lo colectivo y a nivel individual. Me llamó a la puerta el Madrid y me fui de cabeza sin pensármelo.

Cuando el Madrid llamó a mi puerta, me fui de cabeza, sin pensármelo

Theo Hernández

-Extraña mucho que, a pesar de su rendimiento, todavía no haya llegado la llamada de Deschamps.

-No lo sé, yo la estoy esperando. Mi móvil siempre tiene cobertura y batería a tope, por si acaso (ríe). Voy a seguir dándolo todo para conseguirlo. Es un objetivo que tengo, sería un sueño jugar con Francia al lado de mi hermano.

-¿Le gustaría, en el futuro, coincidir con Lucas también en un club?

-Jugamos algún partido juntos en los juveniles del Atleti. Aunque a veces mi hermano sea un poco pesado (ríe), me encantaría volver a hacerlo.

-¿Qué más sueña para su futuro?

-Ser el mejor en mi posición y triunfar en el Milan. Es un sitio que me ha hecho muy feliz.