VALENCIA

La línea de tres le sale torcida a Gracia en el Valencia

El Valencia modificó su defensa de cuatro contra el Sevilla y el Levante y ambos partidos acabaron con derrota; sin candado atrás y sin salida de balón.

"Hemos sido un equipo que ha mantenido bastante nuestro dibujo y las características de los jugadores es lo que le da un estilo". Esta fue la respuesta de Javi Gracia el pasado miércoles cuando se le interrogó por un posible cambio de sistema en Orriols, que es lo que había trabajado esa mañana en Paterna. Gracia trataba de jugar al despiste, pero al que no engañó fue a Paco López, que en tan solo 5 minutos, le pilló la matrícula a la línea de tres del Valencia y comenzó un asedió a la portería de Cillessen que se prolongó hasta el gol de Roger Martí.

A Gracia el cambio de sistema le volvió a salir rana. Ya pasó contra el Sevilla en Mestalla y se repitió en Orriols. Ambos encuentros se saldaron con derrota y por idéntico resultado, uno a cero a favor del adversario. En esta ocasión, el juego entre líneas de Rochina, Bardhi y De Frutos y los movimientos a la espalda de Diakhaby de Roger y Morales evidenciaron las lagunas defensivas del Valencia, que en la construcción de juego también andó huérfano.

Diakhaby (66), Gabriel Paulista (64) y Hugo Guillamón (49), los tres centrales, fueron los jugadores que más pases realizaron y también los que más fallaron (12 cara uno, entre ellos uno de Diakhaby que propició el gol del Levante). Del planteamiento de Gracia, más allá del sistema, sorprendió dos aspectos: la ubicación de Diakhaby como central de referencia, cuando Hugo Guillamón tiene mejor salida de balón y tampoco el Levante jugaba con ningún delantero de corpulencia; y los metros de distancia entre los centrales, dado que Lato y Correia actuaron de carrileros casi en la línea de medios y así Guillamón y Gabriel se posicionaban más cerca de la línea de banda que del eje central.

Diakhaby (66), Gabriel Paulista (64) y Hugo Guillamón (49), los tres centrales, fueron los jugadores que más pases realizaron y también los que más fallaron (12 cada uno)

Los problemas a la hora de darle salida al juego se ven analizando la matriz de pases de los centrales blanquinegros. El 43% de los 180 pases que realizaron Diakhaby, Gabriel y Guillamón fueron entre ellos, es decir, en horizontal. Entre los tres, solo dieron 17 pases a Oliva (9,4%) y 16 a Daniel Wass (8,8%). Tampoco encontraron vía de escape a la presión del Levante por el carril derecho que ocupó Thierry Correia, al que solo dieron 10 pases (5,5%) y algo más sí encontraron, principalmente Hugo Guillamón, a Lato (22 pases recibió de los centrales, 14 de Guillamón, 12,2% de los 180 pases de los centrales).

Gabriel Paulista, con 10, fue el blanquinegro que más veces intentó con éxito romper líneas del Levante con pases largos. Sus destinatarios fueron Guedes y Gameiro. El portugués fue el jugador al que los centrales blanquinegros más veces encontraron en cuanto al tridente ofensivo que planteó Gracia en Orriols (Guedes, Kang-in y Gameiro). En general, Guedes fue el atacante al que más balones le nutrió el colectivo (32), por los 19 de Kang-in Lee y los 18 de Kevin Gameiro.

Pese al evidente cortocircuito que sufrió el Valencia con el sistema de tres centrales, tanto en defensa en la primera mitad como en la salida ofensiva, Gracia no modificó el dibujo hasta el minuto 76, cuando dio entrada a Álex Blanco por Hugo Guillamón. Solo entonces pasó a jugar con su habitual línea de cuatro en defensa. Ello a pesar de que en el minuto 64 realizó su primera sustitución: Manu Vallejo por Kang-in Lee. Inclusive llamó la atención el central elegido para ser sustituido, dado que Diakhaby había visto tarjeta amarilla en el minuto 61.