SEGUNDA DIVISIÓN B

Así está el Grupo V de Segunda B: posibilidades de ascenso

El Badajoz y el Sanse ya son matemáticamente equipos de la Pro. El Castilla apunta alto, como el DUX de Courtois y Borja Iglesias. Problemas para el Atleti B.

Otras dos jornadas restan para que el Grupo V de Segunda División B llegue a su fin. Esta temporada, la ampliación de la categoría por la supresión de los descensos debido a la crisis del coronavirus provocó que naciera un quinto grupo, si bien la gran mayoría de clubes que lo componen ya militaban la pasada temporada en la liga de bronce. Por el momento, solo hay dos certezas también llamadas líderes: el Sanse y el Badajoz. De primeras, todo apuntaba a que estos dos subgrupos serían de los más parejos. El tiempo ha demostrado que así es, en especial en el B, donde se da una de las mayores paradojas de la temporada. Así están las cuentas en la recta final de la competición:

Subgrupo A

Con el Sanse ya clasificado con 34 puntos, queda por ver quienes son sus acompañantes en la Primera RFEF. El Castilla de Raúl González Blanco tiene todas las papeletas para convertirse en el siguiente. El club ha apostado por la leyenda para tomar el banquillo del filial y el tiempo le ha dado la razón. El eterno '7' es constante y busca explotar al máximo el talento de los mirlos. No lo ha tenido fácil, ya que la plaga de bajas del primer equipo ha hecho que Arribas o Hugo Duro fueran pluriempleados durante semanas y semanas. Aun así, la racha final les permite estar en condición de lograr el primer ascenso.

Por el momento, aventaja en tres puntos al Rayo Majadahonda, único rival que le puede privar de la fase de ascenso. Ganar al filial del Atlético de Madrid el próximo domingo prácticamente aseguraría la clasificación. Si bien el Castilla no se ha marcado ninguna meta, meterse en Segunda División es un reto en el horizonte. El filial blanco no prueba el Playoff desde 2019, con Manolo Díaz. En aquel entonces, le eliminó el Cartagena, ahora en Segunda División. Tras un año irregular la pasada campaña, esta temporada meterse en la nueva categoría era necesario para fomentar el crecimiento de los canteranos. Eso sí, no tendrá sencillo en la fase de ascenso jugar el tradicional Playoff. El Sanse y el Badajoz estarán en su grupo con puntuaciones bastante altas.

Los otros dos candidatos al primer ascenso son el mencionado Rayo Majadahonda y el DUX Inter de Madrid. Este último cuenta con Thibaut Courtois, Borja Iglesias o DjMaRiiO de accionistas y con Alfredo Santaelena en la dirección del equipo. Además, recientemente se incorporó al proyecto David Barral, mítico delantero al que ficharon con criptomonedas. La llegada de DUX al club supuso una gran cantidad de cambios para profesionalizar a la entidad. Ahora, queda por ver si la categoría en la que juega el primer equipo se acerca a la élite o les toca esperar más tiempo.

El potente Atlético Baleares, un habitual en los Playoff de pasadas temporadas, tendrá que esperar a la fase intermedia para ver si entra en la Pro. Eso si no cae a zona de descenso, todavía no salvada. Más problemas tendrá para librarse de la quema el filial del Atlético de Madrid. A día de hoy ocupa la séptima plaza y no tendría ninguna posibilidad de jugar en tercera categoría del fútbol español la próxima temporada. Además, su enfrentamiento con el Castilla no ayuda a remontar el vuelo. El Getafe B no tiene ya ninguna opción.

Subgrupo B

Más ajetreo hay si cabe en el Subgrupo B, donde corean el sálvese quien pueda. Un simple ejemplo. El Don Benito es séptimo y, por tanto, ocupa puestos de fase de descenso. Si gana al Socuéllamos alcanza los 24 puntos. Si pierden el Villanovense, el Mérida, el Talavera y el Melilla pasa en una única jornada de estar en descenso a estar en ascenso. Entre el segundo, el Extremadura, y el protagonista del ejemplo hay tan solo cuatro puntos de diferencia. Más drástico todavía es comparar al tercero, el Villanovense, con el primero de la quema. Entonces, la diferencia es solo de dos puntos. Por no decir que tercero, cuarto, quinto y sexto están igualados a 23 en el casillero. Todos con seis victorias, cinco empates y cinco derrotas. Las calculadoras echan humo.

Entre tanto, el Badajoz ve desde su trono la gran batalla. Con 35 puntos, acumula cuatro empates consecutivos, fruto de la relajación ante la ya asegurada Segunda División B Pro. Además, llegará a ella como uno de los mejores equipos de toda la categoría a nivel nacional. El Villarrobledo lamenta desde la posición de colista que las cosas no hayan ido como se esperaba. Siete puntos y una sola victoria en 16 jornadas condenan al club al último puesto de la clasificación. Tampoco podrán salir del pozo ni Socuéllamos ni Villarrubia.

Consulta las clasificaciones del Grupo V de Segunda División B.