ALAVÉS | MANU GARCÍA

"Nos han dado por descendidos muchos años y aquí estamos"

El capitán del Alavés, Manu García, reflexionó sobre la situación actual del equipo, con 22 puntos, en puesto de descenso.

"Nos han dado por descendidos muchos años y aquí estamos"

El capitán del Alavés, Manu García, reflexionó sobre la situación actual del equipo, con 22 puntos, en puesto de descenso. Los dos últimos partidos, ante Osasuna y Betis con sendas derrotas, han hecho mucho daño. "Veníamos de dos partidos duros porque el partido de Osasuna fue un palo y a mí me afectó más que la derrota frente al Betis. En Sevilla dimos un paso adelante e hicimos el partido que teníamos que haber planteado. El resultado final fue muy duro y hay que asumirlo. Cuando llegan estos momentos hay que ser yunque como me dijo un día un entrenador de baloncesto", aseguró.

Lo más aconsejable es recuperar la moral y hacer frente a los próximos compromisos. En ese sentido, el vitoriano comentó que "la forma de entrenar y reaccionar a estos vaivenes es importante. El equipo ha respondido bien en el día a día. La gente que ha participado menos sigue achuchando y entrenamos bien, eso es algo que me da fuerza. Estamos a 3 puntos de la salvación y si ganamos el sábado al Cádiz estaremos fuera del descenso. Tenemos todas las opciones para conseguir el objetivo y pienso que está en nuestras manos".

Manu quiso diferenciar entre la derrota con los navarros en Mendizorroza y la del Betis en la capital hispalense. En la segunda, por ejemplo, el Alavés hizo una buena primera parte poniéndose 0-2 en el marcador aunque luego protagonizó una segunda mitad de pesadilla. "Con el gol en contra ante Osasuna nos desorganizamos pero en Sevilla yo estaba convencido de que lo sacábamos seguro. Era un guión lógico y, si hubiéramos hecho el tercero, estaríamos ahora hablando de otra cosa, es un poco el azar. Si el que nos meten de córner va al palo, ahora estaríamos haciendo otro análisis muy diferente", añadió.

El capitán del Alavés también realizó un balance general de la marcha de la temporada y la mala dinámica que se viene arrastrando del final de la pasada campaña cuando casi se baja a Segunda División. "En cuanto a resultados, la temporada no es buena y por eso estamos en descenso. Unir esta a la anterior no tiene sentido: entrenador diferente, plantilla diferente, pandemia y que no estamos con nuestra gente de la grada. Ahí sí es posible que nos falten algunos puntos pero pienso que los demás equipos también pueden decir lo mismo. También es verdad que Mendi es un campo especial en ese sentido", dijo.

El sábado se presenta un compromiso muy importante ante un rival directo y en Vitoria existe un debate sobre si considerarlo o no una final definitiva. Los de Abelardo acumulan 22 puntos y los de la tacita de plata, 28. "El partido contra el Cádiz y los que nos vengan como locales ante rivales de nuestra zona tienen una trascendencia especial. Son puntos, recobras distancias con respecto a ellos y luego está el tema del average. No sé si llamarlo final o no, eso depende de cómo le guste denominarlo a cada uno. Será un partido muy importante que marque la dinámica de la temporada, eso sí que está claro", observó.

Una de las cosas que se le achaca a este equipo es que se derrumba cuando recibe un gol. Es como si se hundiera y no tuviera capacidad de reacción. Es un asunto que se le planteó al capitán del Alavés en la rueda de prensa telemática de las 13 h. "Mentalmente hay que estar fuertes. En Anoeta, por ejemplo, hicimos una buena primera parte y luego la Real nos hizo cuatro goles con cuatro tiros a puerta. Es el momento de aguantar y de ser sólidos. Hay que tener perspectiva porque no estamos descendidos. A mí y a este club nos han dado por descendido un montón de veces y aquí seguimos. Quedan muchos partidos por jugarse de aquí al final y lo que sí está claro es que hay que cambiar la dinámica. Nunca sabes dónde está ese partido que te puede dar la salvación", respondió.

Desde el punto de vista futbolístico hay muchos temas que mejorar, sobre todo la solidez defensiva. Éste es un club que tiene que acostumbrarse a sufrir en Primera y eso lo tienen que asumir todos. "Lo que sentimos, o al menos es lo que yo veo, es que nos hacen muchos goles para ser el Alavés más allá de que Barcelona o Real tengan mucha calidad. Tenemos que evitar que nos hagan tantos goles porque luego, la gente de adelante, nos va a dar puntos. Espero que el fútbol nos dé algo más porque un empate con Osasuna o con Betis sí podríamos haber conseguido perfectamente. Hay tiempo y quedan muchos partidos. Hay que ser capaces de rehacerse y habrá que luchar hasta el final".

Manu García es partidario de abstraerse y de centrarse en trabajo a diario dentro de la entidad babazorra. Todo el runrún que rodea al club no es que no le interese, sino que no quiere que le afecte. Ni a él como jugador y capitán ni a sus compañeros. "Yo no leo nada de fuera, cero. No me interesa. Lo que me importa es lo que me llega desde dentro porque además viene de gente que domina este mundo y sabe lo que se puede hacer. Esta semana he sido capaz de darle la vuelta a la situación durante los últimos días mejor que cuando perdimos con Osasuna. Cuidado porque el Cádiz es un gran equipo ya que el colectivo prima sobre lo individual y eso que también tienen gente con mucha calidad. Se podrá parecer un poco al partido de Osasuna en Vitoria, con mucha ida y vuelta y gran importancia del juego vertical. Creo que el primero que hace el gol tiene mucha ventaja en este tipo de partidos", sentenció.