ESPANYOL

Los otros sofocos del Espanyol

El filial se mete en promoción para no caer a Tercera antes de recibir al Barcelona B. En Primera Iberdrola, después de tres derrotas seguidas, el descenso queda a una plaza.

ESPANYOL B AE PRAT
GORKA LEIZA DIARIO AS

La incertidumbre que atraviesa el primer equipo, a 14 jornadas de conocer si regresará a Primera División, no es el único posible causante de úlceras con el que conviven el club perico y sus aficionados en este momento crítico de la temporada. Este pasado fin de semana se constató, una vez más, que el Espanyol es la ‘força d’un sentiment’, sí, pero también la ‘força d’un patiment’, de un sufrimiento. El que atañe a los otros dos equipos principales de la entidad: el Femenino A y el Espanyol B masculino.

Especialmente delicada es la tesitura del filial que entrena José Aurelio Gay, que este domingo se complicó la vida a escasos metros del RCDE Stadium, en casa de un Cornellà al que llegó a ir ganando con una amplia renta pero ante el que cayó finalmente por un vibrante 4-3. Una derrota que sitúa al conjunto perico como noveno clasificado de 11 participantes en el Grupo 3A de la Segunda División B. Y eso, en una temporada con unas condiciones especiales y leoninas de la competición, significa que se encuentra en posiciones de promoción para eludir el descenso a Tercera.

Lo positivo para los pericos es que les restan tres jornadas, a diferencia de L’Hospitalet, el octavo. Lo negativo, que la permanencia –o incluso la posibilidad de luchar por subir a la nueva Primera División RFEF, a un peldaño de la Segunda A– la marca ahora precisamente el Cornellà, séptimo, con dos puntos más que los pericos. De hecho, quedarse en Segunda B (o la nueva Segunda División RFEF) ya sería ‘de facto’ como descender una categoría, así que caer a Tercera sería como bajar dos de golpe.

Deberá tirar de épica el Espanyol B, que este próximo domingo recibe en la Dani Jarque nada menos que al Barcelona B, su eterno rival, que es tercero con 29 puntos y que, por tanto, se encuentra en la zona de promoción de ascenso a Segunda A. El siguiente rival será sobre el papel más arduo aún, un Nàstic de Tarragona que marcha líder de este Grupo 3A. Y cerrará esta primera fase de la competición ante el Olot, colista ahora mismo a cinco puntos de los pericos.

Un lance del Real Madrid-Espanyol del domingo.

Un margen bastante mayor es el que tiene en estos momentos el Femenino A, a pesar de que su derrota del domingo en Valdebebas ante el Real Madrid (4-1) le deja igualmente en una situación comprometida. La escuadra perica se pone decimocuarta en la tabla de la Primera Iberdrola, a una sola posición y dos puntos del descenso a Reto Iberdrola.

Lo bueno es que lleva un partido menos que la mayoría de sus rivales directos –el que se suspendió ante el Granadilla por varios casos de COVID-19, y que se disputará el miércoles 17– y que, por tanto, le quedan 14 jornadas por jugar. Lo negativo, que debe revertir rápidamente su racha actual, con tres derrotas consecutivas y solo cinco puntos de los últimos 21. El Santa Teresa, este próximo fin de semana, será su siguiente piedra de toque para conseguir su sexto triunfo de la temporada.