FRANCIA

El equipo de Martinica que busca hacer historia en la Copa de Francia

El Club Franciscain puede convertirse hoy en el primer equipo de la historia de Ultramar en jugar los octavos de final de la Copa de Francia.

El equipo de Martinica que busca hacer historia en la Copa de Francia

La Copa de Francia es la competición más especial del mundo. Es el único torneo nacional que se disputa en cuatro continentes y cada año son muchos los equipos de Ultramar que salen de su continente para jugar en suelo francés. Esta temporada, a pesar del coronavirus, hay un equipo de Martinica que puede hacer historia en la competición más antigua del fútbol galo.

El Club Franciscain jugará hoy a las 18.30 en Angers. El equipo de Martinica ha realizado un viaje de más de 6.000 kilómetros para enfrentarse a un rival que es infinitamente superior, pues los clubes de Ultramar tienen un nivel equivalente a la tercera división francesa. Es por ello por lo que el partido está marcado en el calendario como un hito histórico, ya que nunca en la historia de la Copa de Francia un equipo de estas regiones periféricas ha disputado los octavos de final.

Los únicos dos precedentes de equipos de Ultramar en dieciseisavos terminaron de la peor forma posible. El primero en intentar hacer historia fue el Geldar Kourou, que en 1989 disputó una eliminatoria a ida y vuelta contra el Nantes de Deschamps y Karembeu y recibió una contundente derrota en el global por 11-0. El último fue el JS Saint-Pierroise de la Isla de Reunión en 2020. El modesto equipo del archipiélago de las Mascareñas perdió en la prórroga ante el SAS Epinal tras haber aguantado 70 minutos con un jugador menos. Por aquí pasaron jugadores de la talla de Jean-Pierre Papin, Guillaume Hoarau, Dimitri Payet o Sinama Pongolle, ex del Atlético de Madrid y que se retiró en el Saint-Pierroise.

Y se preguntarán, ¿cómo es posible que una Copa se dispute en cuatro continentes? Muy sencillo. Si uno atiende al mapa político de Francia, se encontrará con que en el mismo aparecen los territorios de Ultramar, concretamente los siguientes: Nueva Caledonia y Polinesia francesa (Oceanía), las Islas Reunión y Mayotte (África), y Guyana Francesa, Guadalupe, Martinica, San Martín, San Bartolomé, San Pedro y Miquelón (América). Todos ellos, más los franceses de Europa, claro, reúnen a sus mejores equipos cada año para jugar la Copa.

Para poner en contexto la relación entre Francia y el fútbol de Ultramar, un ciudadano que haya nacido en Martinica, por ejemplo, tiene derecho a jugar con la selección francesa y con su país de nacimiento. El ejemplo más claro es el del exjugador del Real Madrid, Julien Faubert, que fue el primer jugador en llevar el 10 con Francia tras la retirada de Zidane y años después disputó varios partidos con Martinica. Esto es posible ya que las selecciones de Ultramar son equipos regionales que no están afiliados a la FIFA y eso permite a ciertos jugadores ser internacionales tanto con Francia como con su país de origen. No obstante, Florent Malouda fue sancionado hace tres años por jugar con la Guayana Francesa en la Copa de Oro, ya que la CONCACAF consideró que, aunque dicho territorio no es afiliado a la FIFA, el exjugador del Chelsea ya había disputado un gran torneo con Francia y estaba incumpliendo las normas.

El Club Franciscain lleva ocho días concentrado en Clarefontaine. La Federación les ha costeado la totalidad del viaje y les ha dejado las instalaciones de la selección para que se aíslen y puedan preparar el partido de la mejor forma posible. En un reportaje para L’Equipe, los jugadores hacían un paralelismo de la contienda de hoy con la de un partido de un Mundial. Será un encuentro precioso, lleno de emociones y que podría marcar un hito histórico en la Copa de Francia. A las 18.30 saldremos de dudas.