ENTREVISTA

Albelda: "De Benítez, de Unai... hasta de Koeman he aprendido"

David Albelda (Pobla Llarga, 1977) le ha cogido el gustillo a los banquillos en el Atzeneta, club al que ascendió de Tercera y con el que pelea ahora por meterse en la futura Primera RFEF.

David Albelda atendió a AS en Oliva Nova Golf, donde entrena el Atzeneta.
DAVID GONZALEZ DIARIO AS

David Albelda (Pobla Llarga, 1977), eterno capitán del Valencia (480 partidos oficiales, seis títulos), le ha cogido el gustillo a los banquillos. Ascendió al Atzeneta, pequeña localidad de Valencia, de Tercera a Segunda B y ahora el equipo está con opciones de pelear para ocupar una plaza en la futura Primera Federación.

Sinceramente, cuando colgó las botas le veía más en labores ejecutivas vinculadas al fútbol que en los banquillos...

Cuando te retiras no tienes nada planificado. Acabas saturado y necesitas estar un tiempo alejado del fútbol. Pero después, abres puertas, pruebas cosas... yo también me veía más en otro tipo de cargo. Pero lo que empezó siendo un hobby ha acabado en algo más serio.

¿Por qué dice lo de hobby?

Porque así empecé. Atzeneta es un pueblo de 1100 habitantes y el secreto de que esté en Segunda B es por la aportación del Grupo Ubesol. Me une una gran relación con sus dueños (Jorge Úbeda y José Luis Soler). Un día me dijeron: “Che, per què no entrenes?” Bueno, vale. Y te entra el gusanillo de volver al fútbol. La cosa salió demasiado bien, ascendimos de Tercera y aquí estamos. ¿Hasta cuándo en los banquillos? A tiempo de salir y hacer otras cosas siempre se está, pero ahora quiero seguir.

"Soy un animal competitivo y creo firmemente que cómo entrenas, juegas"

¿En Atzeneta?

Vamos a esperar. De momento sé que quiero continuar con mi carrera de entrenador. La autoexigencia te lleva a querer mejorar. Pero aquí estamos muy bien. Es un ambiente muy sano, pero siempre hay que esperar a ver qué aparece. Pero Atzeneta es una opción, sí.

En los campos de Tercera o Segunda B, ¿notó presión solo por ser David Albelda?

Ni en los campos ni por parte del club. La filosofía del Atzeneta es simplemente dar un capricho al pueblo a nivel deportivo. La presión es la que uno se pone y si algo soy desde siempre es un animal competitivo. Y con el público no he tenido ningún problema, al contrario, he sentido cariño en todos los campos a los que he ido.

Albelda dirige el entrenamiento del Atzeneta.

¿Es un entrenador 'amarrategui' u ofensivo?

Si me dices que voy a ganar, prefiero un 5-4 que un 1-0. Pero no creo que existan entrenadores defensivos ni ofensivos. Uno marca el sistema en función de la plantilla, del equipo en el que está, del rival… Hago valoraciones semanales, porque le doy importancia al rival. Pero sobre todo creo en el equilibrio, en un equipo compacto, ataque y defensa en bloque. Un partido tiene vida, ciclos, y tienes que estar preparado para atacar y defender.

¿Y es de los que grita?

Soy de los que habla con el jugador, me gusta corregir al momento. Al jugador es mejor darle respuestas inmediatas. La exigencia diaria no es negociable, mi experiencia me dice que como entrenas, juegas. Me ayudo de las experiencias vividas con mis entrenadores, en lo bueno y en lo malo.

"No hay tiempo para esperar al Valencia; tengo que hacer mi carrera"

Como entrenador, ¿influye haber sido futbolista de élite?

Creo que solo tiene una ventaja y es el aspecto sicológico. Te ayuda a saber en un momento determinado qué piensa un jugador: el que no juega, el que lo hace menos, al que no le salen las cosas, una mala cara en un cambio… creo que por ahí, por haberlo vivido, puedes entenderlo mejor, pero solo influye en eso. Porque ahí tienes a gente como Rafa (Benítez), Mourinho o Unai. Ellos suplen no haber tenido largas carreras como futbolistas en la élite con dedicación y permanente ganas de aprender.

¿Qué entrenadores son los que más le han influido?

Recuerdo cosas de todos. Hace poco nos enfrentamos al Ibiza de (Juan Carlos) Carcedo, que lo tuve de segundo con Unai (Emery) y de él aprendí la estrategia en córners y faltas... De Benítez, sin duda, el orden táctico y las correcciones sencillas y fáciles de entender; de Unai la intensidad de los entrenamientos, la duración; de Ayestarán el tema físico... Hasta de Koeman he aprendido cosas.

"Soy de los que habla con el jugador, a ellos lo mejor es darles respuestas inmediatas"

¿Qué aprendió de Koeman?

Pues entrenamientos dinámicos con balón, por ejemplo.

¿Usted apartaría a tres jugadores?

De la forma en la que nos apartó a Santi (Cañizares), Angulo y a mí, de un día para otro, cuando teníamos una trayectoria, la respuesta es no. Pero por las formas. El fútbol lleva a tomar decisiones y una es prescindir de jugadores. Pero vas de cara, hablas, consensuas, te esperas al mercado… cambiar jugadores es normal; sus formas con nosotros, no

"Es duro ver al Valencia así, pero está donde los valencianistas quisimos que estuviera"

¿Se ve en un futuro en el banquillo local de Mestalla?

No pienso en eso.

¿De verdad que no?

Es que no hay tiempo para esperar al Valencia. Ni yo ni nadie puede estar esperando a que le llame el club de su vida. Soy del Valencia, pero uno tiene que hacer su carrera.

"Yo me veía más en otro cargo vinculado al fútbol distinto, pero ahora quiero seguir mi carrera de entrenador"

Ahora le pregunto al David Albelda aficionado, ¿cómo ve a su Valencia?

Por desgracia, mal. Socialmente inestable, deportivamente mal, porque los resultados y las sensaciones nos dicen que no va la cosa bien. Como aficionado, con ganas de que acabe la temporada y que el Valencia siga en Primera. Y con ganas de que todo lo otro de un vuelco, más grande que pequeño, para que todo sea más llevadero para los aficionados y para la gente que lleva el Valencia en el corazón desde toda la vida.

¿Sufre?

Es duro, sí. Además el aficionado, por la pandemia, no tiene dónde reivindicarse. También te digo que me he alejado del foco del Valencia porque es agotador. Es agotador estar continuamente en una guerra social donde hay bandos, intereses… y con la sensación de tristeza por pensar que el Valencia está donde ha decidido su afición estar, cuando fue representada por unos patronos que estuvieron al frente del club, como Amadeo (Salvo) o Aurelio (Martínez). Se decidió que ésta fuera la solución. Si nosotros, como valencianos y valencianistas, decidimos que la opción actual era la correcta… pues no se puede cambiar de repente todo. El Valencia está dónde nosotros quisimos que estuviera.

El Principe de Johor, que se postula para controlar la gestión del club, colgó una foto de su etapa de jugador en su Instagram…

Si una persona de fuera viene a invertir en el club, pues habrá que darle tiempo. Tampoco le conocemos. Si me dices que va a volver Mateu Alemany, pues podríamos opinar qué nos parece, porque ya le hemos visto trabajar, pero si se mete el Príncipe, pues habrá que esperar y el tiempo dirá si ha podido encarrilar este proyecto de Meriton y si lo ha podido mejorar.

¿Teme por el descenso?

En cuanto a tema de puntuación, no es nada buena. En otras temporadas puede que estuviera ya en descenso. Si el Valencia no está más cerca es porque hay otros equipos que lo han hecho bastante peor. Son varios los que se han quedado descolgados y que han sumado pocos puntos para lo que llevamos de temporada.

Al Atzeneta le va bastante mejor…

Hubo un momento crítico, la verdad, que fue cuando visitamos al Valencia B. Si perdíamos nos quedábamos muy lejos de todo. Habríamos sido el típico último con pocas opciones a nada. Pero ganamos allí y eso nos reafirmó, empezamos a sumar victorias y estamos en una situación privilegiada.

¿Se ve peleando por ascender a la futura Primera Federación?

Partimos de la base de que aquí no tenemos la presión de la clasificación. Aquí venimos a disfrutar compitiendo. Hemos remontado la situación y ahora estamos muy bien, en una situación óptima para todo. Si nos quedamos en el subgrupo para evitar el descenso con el grupo catalán, llevamos un buen colchón de puntos, y si nos quedamos para intentar ascender a la Segunda B Pro o como la quieran llamar, también tenemos una renta de puntos para pelearlo. La situación es privilegiada para lo que teníamos en la primera vuelta.