ITALIA

El deseo de Maldini convence al Milan

Tomori se ha hecho un hueco en el once rossoneri y el director deportivo ya ha reconocido que hablará con el Chelsea sobre la opción de compra.

0
El deseo de Maldini convence al Milan
ALBERTO LINGRIA REUTERS

Siete partidos, tan solo siete partidos le han hecho falta a Fikayo Tomori para ganarse el cariño de los aficionados y la directiva del Milan. El central de 23 era una petición expresa del director deportivo Paolo Maldini, que quería encontrar un acompañante de garantías a Kjaer y el inglés ha respondido a la confianza desde el primer minuto.

Habiendo jugado tan solo 45 minutos en liga con Lampard quedándose a la sombra de Silva, Azpilicueta, Zouma, Rudiger y Christensen en los 18 partidos, el Chelsea decidió que lo mejor era ceder a su canterano. El Milan mostró un gran interés en hacerse con sus servicios y gracias a su inesperada candidatura al título de la Serie A y la llamada de Maldini, Tomori aceptó la propuesta. "Cuando Maldini me llamó, todos sabemos que es el mejor defensa que ha existido, no tuve que pensármelo mucho", declaró el central en su presentación.

Tomori no tuvo tiempo para adaptaciones y su debut llegó en los cuartos de final ante el Inter en los que la tensión se pudo cortar con un cuchillo desde el enfrentamiento entre Ibra y Lukaku. La lesión de Kjaer le dio la oportunidad de jugar los 90 minutos ante el Bologna y el Crotone, pero con la vuelta del danés, jefe de la defensa rossoneri, Pioli decidió apostar por el capitán Romagnoli como su acompañante contra el Spezia y el Inter, una decisión que fue un tanto criticada por la mala imagen defensiva, encajando cinco goles, que dio el equipo en las dos derrotas.

El técnico pareció entender lo mismo que su afición y ante la Roma fue la pareja Kjaer-Tomori la que defendió el arco de Donnarumma con un excelente resultado que se tradujo en un importantísimo 1-2.  "Esperaba un partido con esa personalidad y él lo demostró enseguida", declaró Pioli tras el partido.

Pero los elogios al central no solo vinieron gracias a su gran actuación, sino que antes del choque el propio Maldini ya dejó claro que lucharán por quedarse al jugador. "Tomori es un buen talento y tenemos una opción de compra. El precio es muy alto, decidiremos al final de temporada y hablaremos con el Chelsea. Tiene una gran velocidad e intensidad". La opción de compra ronda los 28 millones de euros, una importante inversión en un mercado que estará muy marcado por la crisis.

Maldini le cambia la cara al Milan

Como ya hiciera como jugador, Paolo Maldini está dejando un muy buen legado como director deportivo del Milan. Desde su llegada en el verano de 2019 el proyecto tiene otra cara y empieza a mirar de tú a tú a otros grandes de Italia. El sueño de volver a hacerse con el Scudetto sigue latente y se confía en que en el peor de los casos se vuelva a la Champions League, donde se les vio por última vez en la temporada 13-14.

Bajo su dirección han llegado jugadores que se han convertido en claves para el equipo como Kessié (24 millones), Kjaer (3,5 millones), Theo Hernández (21,50 millones), Saelemaekers (3,5 millones), Tonali (25 millones) o Rebic (5 millones). Pero es que además ha tenido una influencia vital a la hora de contratar a los defensas que ahora forman la línea defensiva rossonera.

"Maldini fue fundamental para mí, cuando llamó no tuve dudas" declaró Theo Hernández actual mejor lateral izquierdo de la Serie A pero que algunos ya daban por desahuciado en su etapa en el Real Madrid. La cesión y el fichaje de Kjaer también fue obra suya a pesar de las dudas que podía conllevar hacerse con un jugador de 31 años. Maldini estaba convencido en la necesidad de traer un defensa veterano ya que como el mismo explicó, "si no hubiera tenido a Baresi y Tasotti no habría conseguido lo que hice".

Por el momento las operaciones le están saliendo bien al pentacampeón de Europa pero ahora tiene una nueva prueba, hacerse de manera permanente con Tomori. Su alto precio hará que el Milan tenga que negociar con le Chelsea de Marina Granovskaia quien no querrá rebajar ni un solo céntimo viendo el rendimiento del canterano blue.