Las Palmas

Los vaivenes de Araujo

Acumula seis partidos sin marcar. En Castellón dejó a Las Palmas con un futbolista menos tras ser expulsado antes de la media hora de partido.

Los vaivenes de Araujo
ANGEL SANCHEZ DIARIO AS

No se le puede negar a Pepe Mel su insistencia en contar con Sergio Araujo para la causa de la Unión Deportiva Las Palmas. “Esta es la primera vez que he podido contar de verdad con él”, sostenía el entrenador madrileño al alba del presente curso liguero tras acumular el defensa argentino diversas lesiones y un nuevo préstamo en su querido AEK de Atenas.

Muchas de las esperanzas ofensivas del cuerpo técnico amarillo pasaban por una completa recuperación, futbolística y emocional, del propio Araujo, otorgándole los máximos galones en ataque ante la imposibilidad del club de mantener a Rubén Castro y Juanjo Narváez, sus referentes ofensivos, Jonathan Viera mediante, de la temporada pasada.

El inicio de temporada de Araujo evocó inevitablemente épocas pasadas, inolvidable en Gran Canaria la liga 2014/15, aquella que culminó, tras los playoff, con el ascenso a Primera División como Araujo como uno de los estandartes de aquella gesta. Por las secuelas del COVID-19 no debutó hasta la segunda jornada, cuando Las Palmas le arrancó aquel agónico 3-3 al Fuenlabrada en la Isla con 31 minutos de juego para el argentino, que completaba su puesta a punto con los 11 de la jornada siguiente ante el Zaragoza (2-2).

Listo ya para plantar batalla, Araujo se destapó con cuatro goles en las siguientes cuatro jornadas, un promedio imposible hasta fechas bien recientes. Así, le marcó al Logroñés (4ª jornada, 2-1), le hizo un doblete al Almería (6ª jornada, 2-0) y culminó este estupendo serial ante el Castellón (7ª jornada, 2-1). Lesiones de diversa consideración le volvieron a cortar el ritmo, y eso que en el vestuario asombra su empecinamiento en recuperarse bien pronto. “El ‘Chino’ parece que es de goma, lo aguanta todo”, sentencia uno de sus compañeros. En cualquier caso, entre aquel partido contra el Castellón del 21 de octubre y 2021, apenas pudo jugar dos partidos, ante Oviedo y Sabadell.

En una temporada de continuos vaivenes, Araujo estaba de nuevo listo para iniciar 2021 con aquella victoria de alcurnia ante el Espanyol (1-0). Confirmó sus buenas sensaciones marcando una semana después el gol de la victoria en Mallorca, y entonces llegó un nuevo apagón. Y eso que ha sido titular en todos los partidos ligueros jugados por Las Palmas este año, racha que se verá inevitablemente cortada ante el Rayo Vallecano tras su expulsión del pasado sábado en Castellón, que además condenó a la UD a jugar con un futbolista menos más de una hora de partido.

Se agradece su continuo esfuerzo en el frente de ataque, pero le condena su falta de acierto. Tampoco es que se genere demasiadas opciones de gol en un equipo al que tanto le cuesta ese decisivo último pase. Ahora, además, se le suma más competencia con la presencia de Jesé y la próxima recuperación de Rober, también utilizado en punta. Otra prueba más para Araujo. Otro vaivén más en su trayectoria con Las Palmas.