VALENCIA

La nueva normalidad de Jaume Doménech

Jaume volvió al banquillo ante el Celta tras toda la temporada como titular, pero ha mantenido su compromiso de capitán: fue el primero en felicitar a Cillessen y mantiene su actitud.

La nueva normalidad de Jaume Doménech
DAVID GONZÁLEZ DIARIOAS

El éxtasis se adueñó del valencianismo cuando los che lograron la victoria in extremis ante el Celta el pasado sábado, lo que permite al equipo poner tierra de por medio con el descenso. La liberación mental de un vestuario fatigado por el contexto que vive la entidad de Mestalla dio pie a los abrazos generalizados y las celebraciones efusivas de prácticamente todos los integrantes de la plantila, incluido de aquel que por primera vez en toda la temporada era suplente, incluido de Jaume Doménech.

El cancerbero valenciano se quedó en el banquillo por primera vez esta temporada y fue Jasper Cillessen tras tres meses lesionado el elegido por Javi Gracia. Una elección a la que el navarro va a dar continuidad en las próximas citas, o al menos en El Coliseum, y que aboca Jaume a una 'nueva normalidad' que, al contrario de la que hemos vivido las personas tras el Covid-19, apenas varía su ritmo de vida anterior.

Porque en esta semana en la que el valenciano ha vivido ese cambio de rol lo único que ha cambiado ha sido precisamente eso, su rol. Jaume ha seguido exactamente las mismas rutinas y ha aportado el mismo liderazgo al vestuario que tanto le ha caracterizado hasta la fecha. Evidentemente, la decisión de no jugar nunca es plato de buen gusto para nadie, no obstante el meta ha sentido el apoyo tanto de Javi Gracia y su cuerpo técnico como de todos sus compañeros, quienes le señalan como uno de los principales artífices de 'haber tirado del carro' en esta difícil temporada.

Jaume y Cillessen, una competencia amable.Jaume fue el primero en felicitar a Cillessen cuando este fue elegido titular.

¿Y qué ha hecho Jaume Doménech a lo largo de estos 6 meses que ha sido titular? Pues dejando al margen los aspectos intangibles, como las charlas de capitanes con Murthy o las conversaciones con compañeros del vestuario cuya situación anímica y de sumar al grupo ha sido deficiente en algunas ocasiones. Jaume es hoy por hoy el cancerbero con más paradas de toda la competición (77) entre las que han destacado intervenciones que han dado puntos (ante el Athletic), pero también ha cometido errores necesariamente destacables como ante el Sevilla. En este periodo ha roto la barrera de los 100 encuentros con el club de sus amores y además se ha convertido en uno de los 15 porteros con más partidos en la historia de la entidad.

Una competencia amable

Cuando Cillessen fue elegido por Javi Gracia para la titularidad, uno de los primeros en felicitarle y mostrarle su apoyo fue el propio Jaume. El feeling entre el holandés y el valenciano, algo que no existía con Neto, es una realidad y ambos lo han mostrado en alguna ocasión en sus redes sociales y pese a que ahora los palos son para Jasper, la competencia sigue latente.

Hay que recordar que esta misma temporada Jaume ya fue titular en varios partidos pese a que Jasper estaba apto para jugar. Desde que el holandés llegó el saldo de partidos es de 31 para Jasper y 44 para el valenciano, aunque es evidente que las lesiones del meta internacional condicionan dicho análisis.

En cualquier caso, si se mira al banquillo, Celades alternó a los porteros, Voro también dio opción a ambos y hasta la fecha, Gracia ha hecho lo mismo que sus predecesores. Quizá esta sea la definitiva y el '13'  se quede en la meta hasta final de temporada, si es así Jaume seguirá sumando en otros aspectos y lo aceptará, pero si Javi Gracia duda, el capitán che está listo para regresar a su hábitat natural: la portería.