REAL ZARAGOZA

Iván Azón, una suplencia de difícil comprensión

La insistencia de JIM en Álex Alegría, pese a su ineficacia, y el papel casi residual del nuevo internacional Sub-19 abren un nuevo debate en el Real Zaragoza.

Zaragoza
Iván Azón.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

La reiterada suplencia del juvenil Iván Azón, al que Juan Ignacio Martínez ha relegado a un papel prácticamente residual en la delantera del Zaragoza, se ha convertido ya en un asunto de difícil comprensión, a la vista del rendimiento de Álex Alegría, el fichaje invernal destinado a paliar los devastadores efectos de la nulidad goleadora —y futbolística— de Toro Fernández y Haris Vuckic, los cabeza de cartel del anterior director deportivo Lalo Arantegui en su planificación para esta temporada.

Del Toro y de Vuckic, casos únicos en la historia del Zaragoza por su inoperancia, ya se ha dicho y escrito casi todo, y han dejado de ser relevantes hasta para tres entrenadores (Baraja, Iván Martínez y JIM), pero Álex Alegría lleva camino de convertirse en el ‘tercer mosquetero’ de un equipo que va a tener que luchar hasta el final para eludir el descenso, después de que la derrota del lunes en La Romareda frente al Alcorcón no le haya permitido poner tierra de por medio con el descenso.

Miguel Torrecilla, el relevo de Lalo Arantegui en la dirección deportiva del club aragonés, le ha tenido siempre una fe enorme a Álex Alegría, pese a que nunca ha sido un goleador, pero después de cuatro partidos y medio con la camiseta del Zaragoza el rendimiento del ariete extremeño ya está a la vista de todo el mundo: es una referencia en la punta del ataque, que descarga e intenta dar continuidad al juego del equipo, pero tiene escasa movilidad, le falta velocidad y no llega casi nunca a situaciones de remate. Posee un apreciable cabezazo, pero ni en el balón parado ha tenido la posibilidad de demostrarlo. Por no tener, no ha tenido prácticamente ni ocasiones, a diferencia del Toro, que fallaba un gol claro por partido.

Y lo peor es que su presencia ha desplazado a una banda a Narváez, el único cañonero relevante del Zaragoza, con siete goles, y que ha mandado directamente a la suplencia a Iván Azón, que en los cinco minutos que le da JIM en cada encuentro ofrece otras sensaciones. El nuevo internacional Sub-19 no es un delantero centro hábil ni le sobran los recursos técnicos, pero es potente, rápido y valiente, sabe correr al espacio y siempre está en situación de remate. Además, no rehúye el choque y es un entusiasta del juego que contagia a sus compañeros. Y por si fuera poco, ha marcado ya dos goles, uno en la Liga y otro en la Copa.

Torrecilla ha desperdiciado el mercado de invierno para darle una vuelta mayor a la plantilla, prescindiendo de otros cuatro o cinco futbolistas de rendimiento más que discutible, pero, sobre todo, no ha logrado mejorar en la delantera las prestaciones del uruguayo Fernández y del esloveno Vuckic, la que era la principal necesidad del equipo. JIM, pese al desastre de ayer, ha sido su mejor fichaje invernal, pero si algo resulta de difícil comprensión en el técnico alicantino es que haya reducido a Iván Azón a un papel más que secundario cuando Álex Alegría no ha respondido a las expectativas creadas por quien lo contrató.

Azón y Francés regresan hoy a Zaragoza

Alejandro Francés e Iván Azón adelantan a hoy miércoles su regreso a Zaragoza de la concentración de la selección española Sub-19 tras la suspensión del Europeo de la categoría. Ambos jugadores llegaron ayer a Marbella para entrenarse a las órdenes de Santi Denia, una estancia que en principio iba a prolongarse hasta mañana por la tarde, pero que ha finalizado un día antes de lo previsto después de que la UEFA tomara ayer la decisión de suspender dicho torneo por la pandemia. De esta forma, Azón y Francés se ejercitarán mañana en la Ciudad Deportiva a partir de las 10:30 horas junto al resto de sus compañeros.