CHAMPIONS | ATLÉTICO - CHELSEA | FILIPE LUÍS

"Simeone no tiene corazón"

Filipe Luís, exlateral de Chelsea y Atlético analizó su pasado en The Guardian. Mourinho, las finales de Champions contra el Madrid, el Cholo, Hazard, Messi...

"Simeone no tiene corazón"

Filipe Luís se apartó del foco europeo en 2019 cuando decidió volver a su Brasil natal para alistarse en el Flamengo. Allí, a sus 35 años, sigue sentando cátedra desde el lateral izquierdo y es titular indiscutible para Rogério Ceni. Sin embargo, con una eliminatoria entre Atleti y Chelsea en el horizonte, es imposible que su nombre no se venga a la cabeza. Clave en la reciente etapa dorada rojiblanca, en 2014 se marchó a Stamford Bridge a cambio de 20 millones de euros. Para volver a casa un verano después, 16 millones mediante, tras no rendir al mismo nivel en Londres que en Madrid. En el conjunto blue coincidió con José Mourinho y Eden Hazard y de ellos, del Cholo y de su Atleti habla en una entrevista concedida al 'The Guardian'.

Simeone y su regreso al Atleti: "Ahora puedo recibir y enviarle mensajes como un amigo, pero por aquel entonces, cada vez que recibía uno (mira con pavor al entrevistador), era estresante. (En uno de esos mensajes) Me dijo: 'Vuelve, vamos a ganar de nuevo y necesito un lateral izquierdo como tú'. Volví, jugué bien y dijo: 'Ves, solo juegas bien conmigo...'. Sacaba lo mejor de mi. Conocía cada centímetro de mi cerebro".

Ser entrenado por Simeone: "Te doy mi palabra; no es fácil jugar para Simeone. No tiene corazón. Nunca se dice a sí mismo: 'Oh, qué pena, pobre jugador, necesito hacer esto o lo otro'. Él decidirá lo que tenga que hacer simplemente en busca de la victoria (...) Lo convirtió (al Atleti) en el equipo monstruoso que es ahora. Ese éxito tiene un nombre: Diego Simeone (...). Él no pierde el tiempo. Nunca hará un entrenamiento en plan, 'venga, pasémoslo bien hoy'. Yo era un lateral izquierdo sin confianza en diciembre cuando llegó y el mejor del mundo en enero. Es el único que ha logrado sacar eso de mi".

Etapa en el Chelsea con Mourinho: "Cuando estuve en el banquillo en el primer partido llamé a su puerta y pregunté: '¿Por qué me trajiste aquí? ¿Por qué no me dejaste en el Atlético?'. Me dijo que no se sentía tan seguro defensivamente conmigo como con Azpilicueta. Me dijo que tenía que ganarme el puesto. No podía esperar que por nombre fuera a ser la primera opción. Él tenía razón, yo no estaba jugando bien. Pero también pienso que hay que estar en el campo para mejorar. No me arrepiento del fichaje porque era uno de los mejores equipos del mundo, pero ¡todo el mundo quiere jugar! En ese momento me sentí traicionado. No quería trabajar con Mourinho un año más. Pero no era su culpa. Ganamos la final y tengo la medalla en casa".

"Me sentí traicionado. No quería trabajar con Mourinho un año más"

Filipe Luís, sobre su etapa en el Chelsea

Hazard: "Eden, junto a Neymar, son los mejores jugadores con los que he jugado nunca, al nivel de Messi. No entrenaba bien, cinco minutos antes del partido jugaba al Mario Kart en el vestuario. Calentaba sin atarse las botas. Pero nadie podía quitarle el balón. Se iba de tres o cuatro jugadores y ganaba partidos él solo. Hazard tiene mucho talento. Quizá le falta un poco de ambición para decir: 'Voy a ser el mejor jugador del mundo'. Porque podría serlo".

Salah: "Entrenando, Mohamed Salah era como Messi. Es una pena no haber jugador con él más tiempo".

Final de Champions del 2014: "El día antes de la final de 2014 recibí 200 mensajes de buena suerte y cometí el error de mirarlos. Puso mucha presión sobre mi. No sabía qué era jugar una final. Acabé jugando uno de mis mejores partidos. Nunca di un mal pase, defendí mejor que nunca a Bale. Era perfecto. Pero en la segunda parte comencé a sentir calambres por la tensión previa al choque".

"Tendré otra oportunidad como entrenador algún día"

Filipe Luís, sobre ganar la Champions

Final de 2016: "Me preparé mejor. ¡No respondí un solo mensaje! Fue la mejor temporada de mi carrera, pero perdimos en penaltis. Lloré mucho. Al contrario que dos años atrás, tenía el presentimiento que no habría otra oportunidad. Pero, apunta mis palabras: 'Tendré otra como entrenador algún día".

Duelos con Messi: "Un día me gustaría preguntar a Messi qué sentía al jugar contra mi. Lo afrontaba como el partido más importante de mi vida, porque era el mejor jugador que nunca había visto. Tenía algo, le estudiaba mucho, que era muy importante: improvisa. No tiene el regate en la cabeza antes de que le llegue el balón (...) Yo intentaba no dejarle recibir (...). Si recibe el balón, uno contra uno, es imposible (...). Hubo partidos en los que fui demasiado lejos en términos de agresividad y me expulsaron, pero nunca me recriminó nada (...). De hecho, el Barcelona me llamó (al final de su etapa en el Atleti), por lo que les debía haber gustado mi fútbol".