ELCHE 1 - EIBAR 0

Aprobados y suspensos del Elche: Barragán y Calvo enseñan la otra cara

El lateral derecho cuaja su mejor partido en el estreno de Escribá en el banquillo mientras que el central, uno de los olvidados por Almirón, anota el tanto del triunfo.

Aprobados y suspensos del Elche: Barragán y Calvo enseñan la otra cara
FITO GONZALEZ DIARIO AS

Edgar Badia: Tuvo mucho menos trabajo de lo habitual. La más destacada, a los tres minutos en un cabezazo cruzado de Sergi Enrich. En el resto del encuentro estuvo bien. El Eibar se asomó al área, pero sin apenas remates entre los tres palos.

Barragán: Recuperó el fútbol que tiene dentro, después de un par de jornadas en el banquillo. Frenó la amenaza de Bryan Gil, que terminó cambiando de banda, y puso los mejores centros, incluyendo el del gol, en ataque.

Gonzalo Verdú: Estuvo perfecto, dominando por arriba a las torres del Eibar y sin complicarse a la hora de sacar la pelota desde atrás. Se pegó con todos y vio una amarilla por golpear con el brazo, en un salto, a Kike García.

Dani Calvo: Nadie esperaba su titularidad y respondió a un gran nivel. En defensa no sufrió y en ataque, en una acción de estrategia, cruzó su cabezazo lejos del alcance de Dmitrovic. Se ha ganado la confianza del entrenador.

Mojica: Apenas se proyectó en ataque y se limitó a defender, a pesar de que Escribá dijo en rueda de prensa que buscaba laterales ofensivos. Durante muchos minutos se las vio ante Pedro León. Fue sustituido en la segunda parte porque arrastraba molestias en el bíceps femoral, la pandemia en forma de lesiones en el Elche.

Marcone: Fijó su posición como pivote. En ocasiones se posicionó entre los dos centrales y tratando de ser el primer muro de la defensa. No mostró grandes alardes con el balón en los pies, pero siempre estuvo en el sitio. Vio la quinta amarilla y causará baja el miércoles, en el Nou Camp, ante el FC Barcelona.

Raúl Guti: Cuajó su mejor partido con el Elche. Una ida y vuelta constante, ofreciendo muchos apoyos a las bandas para ayudar en defensa a los laterales. Llegó con frecuencia al área rival y tuvo una ocasión muy clara para marcar, en el minuto 58, a pase de Barragán. Su remate terminó en el lateral de la red.

Tete Morente: Comenzó en la derecha y terminó jugando de casi todo. Le falta algo de ritmo, pero su calidad está por encima de la media de la plantilla. Se le vio cómodo, ofreciendo espacios y desequilibrio en la zona de tres cuartos. Con la entrada de Josan pasó a la izquierda.

Rigoni: Partió de la izquierda y terminó siendo sustituido. Escribá debe trabajar con él para mostrarle el camino para explotar sus enormes virtudes en la Liga española. Como todo el equipo, se exprimió hasta que no pudo más.

Guido Carrillo: Repitió en el once por tercer encuentro consecutivo. No dispuso de ocasiones ni de excesivo protagonismo en el juego. Trabajó todo lo que pudo hasta que fue sustituido. Es uno de los futbolistas a recuperar para ser de los mejores ‘fichajes’ para la segunda vuelta. Aunque no remató, se movió cerca del gol en varias oportunidades.

Lucas Boyé: Brillante de espaldas a la portería. Ganó en muchas acciones a la defensa rival y abrió una vía de oxígeno a sus compañeros para adelantar líneas. No sólo destaca por el trabajo, sino también por su calidad en estático y en carrera. Si encuentra algo más de gol, será un jugador determinante.

Fran Escribá

Apostó por el 4-4-2 con Boyé y Carrillo arriba. Sorprendió con Dani Calvo por delante de Josema. Y recuperó a Barragán en el lateral derecho. Hizo los cinco cambios en tres paradas con la entrada de Josan, Josema, Pere Milla, Mfulu y Cifu. Los cuatro últimos, para cerrar el marcado. El gol vino de una acción sacada de su pizarra de estrategia.

Los cambios de Escribá

Josan: Fue revulsivo por la derecha y dispuso de una buena ocasión para firmar el 2-0. Su remate con la izquierda se fue demasiado cruzado.

Josema: Salió como lateral izquierdo y Mendilíbar le cargó encima a Bryan Gil. No sufrió y cerró buen su banda, pese a que no es su posición natural.

Pere Milla: Hizo kilómetros y derrochó sacrificio para ser el primer defensa. Terminó como único delantero.

Mfulu: Añadió músculo y trabajo a la posición de ‘6’, en la que podría ser titular el miércoles ante el FC Barcelona.

Cifu: Escribá le sentó en el banquillo, pero le dio minutos al final para retirar del campo a Barragán, extenuado.