CHELSEA

Tüchel se exaspera antes del Atleti: "Me pagan por ganar, no por juntar a los más caros"

El técnico, visiblemente molesto por el empate ante el Southampton, recriminó en público a Hudson-Odoi y lamentó las ocasiones que falla su equipo. Además, Abraham está tocado.

0
Tüchel, con mala cara durante el partido contra el Southampton.
NEIL HALL AFP

El Chelsea se medirá con el Atlético el próximo martes en la ida de los octavos de final de la Champions. El equipo inglés no llega tampoco de la mejor manera. Ha pinchado contra el Southampton en su último partido de la Premier y los fallos han exasperado a Tüchel, quien no se ha andado por las ramas. Durante el partido, introdujo a Hudson-Odoi al descanso por un Abraham lesionado y que es duda contra el Atlético. Sin embargo, el técnico alemán sorprendió retirando al propio Odoi media hora después. Su cara era un poema y eso que todavía tuvo que escuchar lo que su técnico dijo después de él en sala de prensa.

"Todos deben entender que a veces tomo las decisiones para ganar partidos. No es un problema que cometa errores o falle. No nos puede faltar energía, al 10 por ciento o al cinco por ciento, no es posible estar en el campo", afirmó el técnico sobre la sustitución de Odoi. "Sé lo que Hüdson puede dar y por eso confío en él y eso no va a cambiar. Sabe exactamente lo que espero de él y quizás cuando no llegue a ese nivel haya una decisión difícil como esta", explicó enervado el técnico quien añadió que "me pagan por ganar partidos, no por juntar en el campo a los más caros". 

Tüchel sigue nervioso por lo que perdona su equipo y por la falta de precisión en los últimos metros. Sabe que contra el Atlético es un error que no se puede permitir si quiere tener opciones. "Creamos muchas oportunidades que no se convirtieron, dijo sobre el partido ante el Southampton. "Abrimos mucho espacio para nuestros atacantes y para los últimos pases, pero la toma de decisiones y la determinación y el momento no fueron lo suficientemente buenos para crear más ocasiones y ser más concretos. Necesitábamos de un penalti para marcar. En la segunda parte tuvimos más presencia en el área pero cuando creamos algo nos faltó precisión para rematarlo. Nos faltó compostura y no pudimos ser solventes en el uno contra uno", añade. "En los primeros 80 metros no permitimos ningún contraataque o situaciones difíciles salvo una vez cuando nos marcaron. Los últimos 20 metros no fueron lo suficientemente buenos para nosotros, tenemos que corregirlo”, terminó.