INGLATERRA

Los números que le echan en cara a Thiago

El Daily Mail explica con estadísticas que el español no estaba acostumbrado a un tipo de trabajo defensivo que está realizando con torpeza en el Liverpool.

0
Thiago presiona a Olmo en presencia de Henderson.
Laszlo Szirtesi Getty Images

Son muchos los expertos que señalan una intensidad decreciente en el Liverpool desde que el español entró en el equipo. El Daily Mail lo explica con estadísticas. En las últimas semanas exjugadores y analistas han señalado al español como la pieza que ha provocado que el equipo de Klopp juegue con una marcha menos, antes acostumbrado a hacerlo todo a la mayor velocidad y con el mayor nervio. Muchos de los críticos han explicado también que era de esperar, porque cuando firmas a un jugador que te dé pausa y toque, debes esperar que el antiguo estilo cambie un poco. 

El Daily Mail ha querido reflejar esas sensaciones que se le achacan al Liverpool por la inclusión de Thiago en el equipo con números. Las estadísticas reflejarían una pérdida de poder defensivo del equipo y el medio se las achaca al español. El Mail explica que Thiago llegó para ser la última solución ante equipos con defensas compactas. Sin embargo, cree que en defensa el equipo se resiente porque tiene que hacer un trabajo al que no estaba acostumbrado. El medio explica que se maneja de forma incorrecta en defensa, recurriendo a faltas demasiado vistosas por las que es amonestado con demasiada asiduidad y, por lo tanto, le hace jugar más condicionado.

Según el Mail, desde que Thiago llegara en septiembre al Liverpool, tiene el mayor registro del Liverpool en cuanto a entradas por minuto, con 33'. Pero lo que le preocupa es que hace una falta cada 32 minutos, cometiendo más faltas (26) que entradas exitosas (25) durante sus 11 partidos en la Premier. Las tres amarillas que ha visto es la cifra más alta en el concepto de minutos por amonestación de todo el Liverpool. Ve una cartulina cada 274 minutos. Thiago es el tercer jugador de toda la liga en cuanto a faltas por minuto, solamente superado por Ashley Barnes, del Burnley, y por Trezeguet, del Aston Villa.

El Mail explica que, en términos de presión, Thiago no sintoniza con el trabajo y la habilidad que han venido demostrando jugadores como Jordan Henderson, Gini Wijnaldum o incluso el joven Curtis Jones. De hecho, se subraya un episodio reciente en el que Henderson, en mitad de un partido, le achacara esa falta de tacto en la presión a Thiago, quien recurrió a una falta fácil que provocó que el rival saliera airoso de una presión bien organizada. El diario inglés espera que sea cuestión de tiempo el que se aclimate a los automatismos de Klopp y que se fije en sus compañeros a la hora de tejer esa red de presiones que ha convertido en diferencial la apuesta del Liverpool, siempre presto a robar en campo rival para golpear la portería contraria lo más rápidamente posible.