REAL MADRID

Mbappé tiene la palabra

El francés sigue esperando al Real Madrid, pero después del encuentro ante el Barça dejó un serio aviso: “Sería estúpido decidir mi futuro en un solo partido. Es una reflexión a largo plazo”

París
Kylian Mbappé celebra su tercer tanto y cuarto de su equipo ante el Barcelona.
LLUIS GENE AFP

Kylian Mbappé derribó en el Camp Nou todas las dudas que se habían generado contra él tras un inicio de temporada bastante irregular. El internacional francés anotó un hat-trick en uno de los templos del fútbol mundial y asumió las responsabilidades que le había pedido al PSG allá por 2019 para ser uno de los estandartes del proyecto.

La salida de Mbappé de París no será sencilla. En primer lugar, el jugador sigue esperando al Real Madrid, pero la crisis económica provocada por el coronavirus le pone en una complicada tesitura. Acaba contrato en 2022 con el PSG, pero el conjunto parisino ya la he ofrecido una oferta de renovación irrechazable y el Real Madrid sigue sin mover ficha. A pesar de ello, el atacante del actual subcampeón de Europa sigue replanteándose su futuro y no tomará una decisión hasta final de temporada.

"La camiseta del PSG es una de las que aprecio en mi corazón. ¿Mi futuro? Sería estúpido decidir mi futuro en un solo partido. La verdad es que se trata de reflexionar a largo plazo. Siempre he dicho que aquí soy feliz”, aseguró Mbappé al ser preguntado por su futuro. Lo que queda claro con estas declaraciones es que el internacional francés todavía no sabe dónde jugará la próxima temporada.

El PSG, de momento, está tranquilo con la situación del buque insignia del proyecto con permiso de Neymar. Tras su exhibición el martes en el Camp Nou, su valor se ha incrementado bastante y, aunque no renueve, los parisinos pedirán una cifra que oscila entre los 180 y 200 millones de euros. La primera prioridad de Leonardo es la de renovar a Neymar, pero inmediatamente después su objetivo es el de ampliar el contrato de Mbappé.

Actualmente, el exjugador del Mónaco percibe 30 millones de euros netos por temporada. Una cifra que es prácticamente inasumible para la mayoría de los clubes europeos. Por ello, Al-Khelaïfi, que fue clave para que el delantero decidiera jugar en el PSG en 2017, no está nervioso por su situación. Considera que, tarde o temprano, Mbappé dará el sí al PSG y extenderá su vínculo con el conjunto capitalino hasta 2026 como Neymar.

Los próximos meses se anticipan como decisivos para determinar el futuro de Mbappé. El jugador no piensa actualmente en su porvenir, pero el Real Madrid acecha y siempre que se tratan los temas de su futuro intenta esquivarlos por miedo a ser contundente en sus declaraciones. Una de las premisas que había planteado para renovar era la de que el PSG le asegurara un proyecto competitivo para ganar la Champions, algo que parece que se está cumpliendo tras la final del año pasado y el 1-4 ante el Barcelona en el Camp Nou.