INGLATERRA

Guerra en Mánchester por Kane

El delantero del Tottenham interesa al United y al City, pero si quieren hacerse con él, tendrán que rascarse el bolsillo. Levy le ha puesto precio: 170 millones de euros.

El gol siempre se ha pagado caro y eso lo sabe Daniel Levy, como también es consciente del interés y el músculo económico de los dos máximos postores que tiene su estrella. Manchester United y Manchester City tienen anotado en su agenda veraniega a Harry Kane, puesto que hacerse con un nueve es primordial en ambos casos. Para lograrlo, deberán rascarse el bolsillo, puesto que el máximo dirigente spur ha tasado a su delantero centro en unos 170 millones de euros (150 de libras), según señala el 'Daily Mail'.

Llamar a la puerta del Tottenham en busca de estrellas es, o era, una práctica habitual. Al igual que lo era, y lo sigue siendo, salir con el gesto torcido tras el primer acercamiento. El Real Madrid puede dar buena cuenta de ello, pues se hizo en su día con Gareth Bale y Luka Modric, pero no sin antes sudar sangre, y dejarse los cuartos, para sacarles de Londres. Con Kane, Daniel Levy no procederá de manera diferente.

Sabedor el empresario británico de que el mango de la negociación le pertenece, no se sentará a negociar por cantidad inferior a la antes señalada. Es decir, para sacar a Kane del Tottenham Hotspur Stadium habría que convertirle en el tercer jugador más caro de todos los tiempos, por detrás de los 222 y 180 millones que pagó el PSG por Neymar y Mbappé, respectivamente. El '9' tiene contrato hasta 2024, por lo que no hay urgencia alguna de venta, fortaleciendo la postura spur de cara a la posible operación. El salario que percibe este, de unos 13 millones de euros al año, no sería impedimento para ninguno de sus pretendientes. Alcanzar los 170 que pide Levy, sí.

A sus 27 años, Kane está más que consolidado como uno de los atacantes más peligrosos del planeta. En la presente temporada, además, ha añadido una vertiente aún más colaborativa a su fútbol y acumula 14 asistencias, así como 21 goles, a lo largo del curso. Los 209 tantos que suma en toda su carrera en el Tottenham simplemente sirven para refrendar que hay pocos delanteros tan voraces y regulares como él. ¿Su debe? Las lesiones, que le han hecho perderse varias citas importantes a lo largo de los años: véanse las semifinales de Champions contra el Ajax en 2019.

Guerra por necesidad

En Mánchester, como decíamos, le esperarían con los brazos abiertos. El City se prepara para el posible adiós del Kun Agüero, quien termina contrato en junio y cuya renovación todavía no se ha cerrado. Por ello, la búsqueda de un '9' de categoría, ahora que la defensa ha pasado de problema a solución, se antoja crucial en el proyecto citizen. Más aún cuando Gabriel Jesus no logra dar el paso adelante definitivo como punta de referencia. Para ello, pocos mejores que un Kane que no tendría que adaptarse a la competición, como sí tendría que hacer el otro gran objetivo del club para la posición, Erling Haaland (la pelea por el noruego sería incluso más violenta).

En lo que a los Diablos Rojos respecta, parece que, por fin, vuelven a codearse con los grandes, ya que marchan segundos en la Premier League. Ello añade atractivo deportivo a un proyecto dubitativo en los últimos años. La pelea por Jadon Sancho protagonizó el verano anterior, pero la llegada de Amad Diallo, a quien confían exprimir, junto a la esperada explosión de Greenwood, cambian el orden de preferencias. Así, hacerse con un delantero centro de garantías, el único nueve puro que tienen es un Cavani cuyo futuro han de tratar, se presenta determinante para dar el salto definitivo que les devuelva a la élite mundial. No será barato ni sencillo. Y menos en tiempos de recesión económica como los vividos, pero nunca fue fácil hacerse con un crack mundial y si juega en el Tottenham, aún menos.