MÁLAGA

Antoñín Cortés: de salvador del Málaga a ‘querido enemigo’

Antoñín pasó en apenas 150 días de jugar en Tercera a fichar por el Granada. Volverá a La Rosaleda con el Rayo. “Nunca celebraré un gol contra el equipo de mi vida”.

Antoñín Cortés: de salvador del Málaga a ‘querido enemigo’
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Antoñín Cortés debutó con el primer equipo del Málaga el 19-11-2019 en el Carlos Belmonte contra el Albacete. Entró a los 55’ por Juanpi Añor en un partido ganado por los manchegos los 1-0. Era la séptima jornada de una Liga muy complicada para los blanquiazules, sumergidos en una crisis monumental que ponía en peligro su supervivencia como club por la deficiente y absurda gestión de su propietario y presidente Abdullah Al Thani.

El entonces entrenador, Víctor Sánchez del Amo, no tuvo más remedio que alinear a futbolistas del filial de Tercera, Atlético Malagueño porque LaLiga limitó la inscripción de fichas a 17 por tener el límite salarial muy sobrepasado. En un tiempo récord, 150 días, pasó de jugar en la cuarta categoría a fichar por el Granada, en Primera División.

Y este traspaso fue la salvación para el Málaga como reconoce su director deportivo Manolo Gaspar. “Se ha cubierto lo que exigía LaLiga. La venta de Antoñín nos ha salvado de no tener impagos y de tener una tesorería que nos lleve hasta el final y no vamos a tener penalización, impagos o descenso administrativo”. O esta otra. “Si no es por el traspaso de Antoñín a lo mejor no estaríamos aquí”.

El traspaso se cerró un mes después de terminar el mercado de invierno, pero fue posible porque el Granada sufrió la baja por lesión de larga duración de Neyder Lozano. Aquel millón y medio de euros dio la vida al Málaga que pudo cuadrar más o menos sus cuentas a corto plazo. Para resumir. Gracias a Antoñín el Málaga no se convirtió en otro Reus. Como no podía ser menos el horroroso presidente/tuitero, que fue cesado de sus funciones por orden judicial, criticó esta operación diciendo que él lo hubiera hecho mejor. Un figura este al Thani...

Antoñín anotó cuatro goles muy valiosos como los dos goles que dieron tres puntos al Málaga contra el Oviedo, el de la victoria contra la Ponferradina. Seis puntos de oro. Jugó con el Granada ocho partidos. Tras terminar la temporada los técnicos consideraron la necesidad de que se fuera cedido a un Segunda para que fuera cogiendo minutos y tablas. El Málaga lo intentó pero no pudo hacer viable. Se fue al Rayo Vallecano donde ya lleva marcados ocho goles.

En declaraciones a El Desmarque Málaga el jugador reconoció que, en efecto, hubo posibilidades de venir al Málaga y recuerda su etapa en el primer equipo blanquiazul. “Fue poco tiempo, pero precioso. El Málaga es el club de mis sueños, el que me lo dio todo, el que me ayudó a hacerme futbolista desde la cantera. No puedo expresar lo que siento al volver a jugar en Málaga. Si hubiera público en La Rosaleda, la mitad hubiera sido mía, de gente de la familia y amigos”. El delantero elogió a Pellicer: “No se corta en ningún momento. El que trabaja, juega”.

Su primer gol con la franja se lo marcó, precisamente, al Málaga. Un gol que no festejó. “Nunca celebraré un gol contra el Málaga, el equipo de mi vida”. Y mensaje final. “Algún día, seguramente, cruzaremos caminos”. Antoñín Cortés, de salvador del Málaga a ‘querido enemigo’ el próximo domingo.