LAS PALMAS

El partido de los reencuentros

La visita del Cartagena al Estadio de Gran Canaria depara el regreso a la isla de hasta cinco ex futbolistas que conocen perfectamente el club amarillo.

El partido de los reencuentros
PASCU MENDEZ DIARIO AS

Con la de vueltas que da la vida y lo amplio que parece que es el mercado futbolístico, el destino y los caminos a veces se cruzan de forma tan caprichosa como lo harán el próximo sábado 20 de febrero entre la UD Las Palmas y el cuadro albinegro, con el posible enfrentamiento frente a jugadores como David Simón, Rubén Castro, Alberto de la Bella, Nacho Gil y Leandro Chichizola, todos ellos ex de la UD.

Puede que con algo de nostalgia o quizás no, según al protagonista que se nombre, ver al Cartagena de las últimas fechas bien le pudiera traer muchos recuerdos al aficionado amarillo por la suma de futbolistas con pasado en la isla que alberga en sus filas tanto del reciente en Segunda División, con Rubén Castro a la bandera, como del proyecto malogrado en Primera División.

Rubén y de la Bella, dos salidas sin sentido

"El Moña". Quién si no es el primero que le puede venir a cualquiera a la cabeza después de su gran hoja de servicios: 30 goles en las dos últimas campañas y habiendo superado una operación con cuatro meses de baja en el último curso, a sus 39 años. Se dice pronto. Sin duda, una salida incomprensible en el verano con destino a Cartagena que, a más de uno, debería sonrojar, ya que los números le siguen dando la razón al de La Isleta, con 12 dianas en 24 partidos esta temporada.

Otro de los que vuelven a Gran Canaria es el lateral catalán Alberto de la Bella, un futbolista que en solo dos años dejó un gran cariño entre la afición por su gran profesionalidad y su buen hacer siendo, además, un fijo tanto Pepe Mel como para sus predecesores en el cargo. Sus 57 partidos así lo confirman, como las propias palabras del técnico madrileño a la hora de despedirse en verano. "Un gran profesional y mejor persona. Muchas gracias, Alberto", posteó el entrenador en sus redes sociales que, ante la prensa, visiblemente disgustado en rueda de prensa, afirmó que la decisión de la marcha del futbolista "es del club, no mía". Poco más que añadir.

David Simón, un fijo en el ascenso

Tras su paso por el Deportivo de la Coruña durante las últimas dos temporadas, el lateral grancanario vuelve a verse las caras contra el equipo de su tierra. Un futbolista clave en la época de Paco Herrera en el ascenso de la temporada 2014/2015, en la que disputó 37 partidos de liga, más los cuatro de promoción, pero que poco a poco fue perdiendo protagonismo en la mejor liga del mundo hasta tener un papel casi testimonial en la última temporada en Primera División, con solo 11 encuentros disputados, para terminar saliendo del club al final de aquella temporada. Sin embargo, sus 109 partidos como amarillo hablan de su buen hacer durante muchos años en el club.

Chichizola y Nacho Gil

Los últimos dos futbolistas que retornan como visitantes seguramente no gocen de tan buena reputación entre el graderío amarillo, vacío el próximo sábado, puesto que por desgracia su paso por el club no gozó de alta estima.

Con la marcha de Javi Varas al Granada, en el verano de 2017, el club amarillo buscaba un guardameta de garantías para sustituir las buenas prestaciones dadas hasta la fecha del sevillano contratando como agente libre por una temporada, con opción a tres más, a Leandro Chichizola desde el Spezia de la Serie B italiana. Su paso por el club se cuenta solo, a decir verdad. En 29 partidos en la portería encajó 51 goles y su puesto fue discutido por Raúl Lizoaín, que llegó a disputar 11 encuentros aquella temporada en la máxima categoría del fútbol español.

Y, por último, el caso de Nacho Gil fue otra de las "desgracias" de aquel "annus horríbilis" en materia de fichajes, con su llegada en el mercado invernal, procedente del Valencia en calidad de cedido, con el que había jugado hasta aquel entonces cuatro partidos. Disputó 14 encuentros, de los que fue titular en ocho de ellos con Paco Jémez.

De esta forma, el próximo sábado el hincha amarillo se tendrá que conformar con vivir esa tarde de reencuentros en el Gran Canaria por el televisor, con futbolistas tanto añorados como otros que hacen pensar en lo mal que se hicieron las cosas en tiempos pretéritos en los despachos de la UD.