LEVANTE - ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético conoce el peligro de visitar el Ciutat de Valencia

En dos ocasiones cayó derrotado visitando al Levante cuando se estaba jugando LaLiga. En la temporada 2013-14 se complicó el título.

Diego Costa con Keylor Navas.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

El Atlético sabe que ganar en campo del Levante es altamente complicado. La de Osasuna supuso la primera derrota en el nuevo Ciutat de València, tras más de un año sin conocer la decepción en Orriols. Incluso antes de la reforma. Nadie había ganado desde el 18 de enero de 2020, cuando lo hizo el Alavés (0-1). Un auténtico fortín que vio por primera vez tambalear su muro el pasado domingo.

Pero además, Simeone tiene malas experiencias cuando ha ido a pelar por cotas altas al estadio granota. El técnico no tiene un mal balance contra el Levante, con nueve victorias, tres empates y tres derrotas en su casillero. Pero es un partido que se complica especialmente cuando hay grandes cosas en juego. Además de caer en su primera visita por 2-0, con el Cholo en sus primeros meses como técnico del Atlético intentando arrebatar al Málaga la plaza de Champions, la derrota en la temporada 2013-14 en la jornada 36 empezó a torcer el final de Liga colchonero.

El equipo rojiblanco visitaba al Levante con una ventaja de cuatro puntos en la tabla sobre el Barcelona y cinco frente al Real Madrid. Un triunfo prácticamente sentenciaba el título, pero el Atleti acabó cayendo por 2-0 en un partido donde todo lo que podía salir mal salió mal. Un gol en propia de Filipe y una actuación estelar de Keylor Navas frustraron al Atleti. Después de empatar también ante el Málaga en la jornada 37, hubo que sumar en el Camp Nou para acabar alzando el título, pero en el camino cayeron lesionados Diego Costa y Arda Turan para la final de Champions. También dos años después el Atlético se iría de vacío de su visita al Levante (2-1). Un resultado que arrebató las últimas opciones colchoneras de pelear LaLiga. El equipo rojiblanco empezaba la jornada empatado a puntos con el Barcelona en lo más alto de la tabla, pero el triunfo blaugrana y la derrota atlética ante un Levante ya descendido acabaron con las opciones de los de Simeone.