INGLATERRA

El agente de Bale entra al trapo con Mourinho

Barnett ha sido preguntado por la suplencia del galés y los dardos que le ha tirado Mourinho por su estado de forma. Su representante se ha revuelto a su manera.

Bale, calentando.
KIRSTY WIGGLESWORTH AFP

La situación de Bale en el Tottenham también parece de cuesta abajo imparable. No juega con asiduidad y no parece que Mourinho vaya a cambiar de opinión pronto. El técnico portugués no quiere quemarse con su situación y ya ha dejado entrever con algún dardo que no está en forma y que no tendrá mucha mano izquierda con él. Pero para defenderle ya está Barnett, su agente, que apunta directamente al técnico cuando es preguntado por los pocos minutos que está teniendo y por esas insinuaciones del portugués sobre el estado de forma de Bale.

"Bale está en el final de su carrera. Ha ganado más títulos fuera de Gran Bretaña que cualquier otro jugador de aquí en la historia. Le ha ido muy bien económicamente y ha ganado dinero para el resto de su vida. Pregúntenle a Mourinho por qué no está jugando", afirma Barnett, quien deja caer que su futbolista merecería más respeto por lo que ha hecho en el pasado. Durante el último partido conta el City, que el Tottenham perdió por 3-0, el galés actuó únicamente 18 minutos. 

Tras el choque, a Mourinho no le tembló el pulso cuando fue preguntado por Bale y por Dele Alli. "Los buenos jugadores, cuando están en forma y cuando está preparados, pueden jugar y son siempre bienvenidos, siempre". Mourinho levantó sospechas sobre la entrega de Bale en las sesiones de trabajo. La respuesta desde el lado de Bale parece ser que es aludir a su exitoso pasado. Bale está cedido y su futuro en el Tottenham es más que complicado. Así que, a día de hoy, le espera el retorno al Real Madrid. 

Mourinho se explayó sobre Bale y dio señales de que su situación no va a cambiar. "Los entrenadores a veces podemos tomar decisiones equivocadas, todos lo hacemos alguna vez, pero ninguno de nosotros está loco", en referencia a que no es un capricho que Bale no juegue, sino que se debe a que no está aportando lo que debería al equipo. "Ningún entrenador deja sin jugar a un futbolista al que vea posibilidades de ayudarme a mí y al equipo. Cuando el jugador tiene el potencial y las condiciones que necesita para hacerlo, pues juega", se sinceró el portugués.