CHAMPIONS LEAGUE

Oporto: la bestia negra con Mou que le dio un premio a Cristiano

Su balance ante los 'dragoes' es bastante negativo. Solo les ha marcado un gol, pero este entró directamente en la historia al ser el primer ganador del Premio Puskas.

Un jovencísimo Cristiano Ronaldo cambia la camiseta con Deco
JOSE MANUEL RIBEIRO REUTERS

Pocos equipos pueden presumir a lo largo y ancho del planeta de haber escapado bien después de enfrentarse a un equipo en el que estuviera Cristiano Ronaldo. Barcelona (10 vitorias, nueve empates, 15 derrotas) , Chelsea (cinco victorias, cuatro empates y seis derrotas) y Oporto pueden presumir de estar entre las 'bestias negras' del delantero de Madeira que tienen el récord en negativo a lo largo de su carrera.

El siete de la Juventus viaja esta noche de nuevo a Do Dragao, un estadio que a pesar del récord negativo que mantiene ante el Oporto le trae un recuerdo excelente de sus noches europeas con el Manchester United.

En su cuarto enfrentamiento ante el Oporto, Cristiano Ronaldo tenía ante si un reto mayúsculo. El portugués ya había llevado al United a ganar la Liga de Campeones el año anterior (2008) y en cuartos de la Champions de 2009, el United bordeaba peligrosamente la eliminación. El Oporto de Jesualdo Ferreira se exhibió en Old Trafford en la ida sacando un 2-2 gracias a los goles del Cebolla Rodríguez y de Mariano González. Este último, rubricó el empate en el 89 después de que Rooney (min.15) y Tévez (min. 85) acercaran la victoria sin éxito para los diablos rojos.

Con ese 2-2 y un mal recuerdo en la memoria (el Oporto campeón de 2004 les apeó), Cristiano apareció para poner fin a la eliminatoria con un misilazo desde más de 40 metros de distancia a la portería contra el que Helton, sonriente portero del conjunto blanquizul, no pudo hacer nada.

Cristiano dispara para hacer el golazo ante el Oporto

Ese gol le valió el pase a semifinales (esa Champions acabaría perdiéndola ante el Barça en Roma) y también el primer Premio Puskas de la historia y el único de su palmarés. Ese misilazo, que bien lo podría haber firmado pero con la zurda el húngaro que bautiza el premio, superó en número de votos al 'Iniestazo' de Stamford Bridge ante el Chelsea y a un gol de Grafité con el Wolfsburgo ante el Bayern en el que dejó atrás a toda la defensa y anotó de tacón.

Entre los mejores goles de su carrera, fue el único que se llevó el oro. Cristiano solo ha vuelto al podio de este premio en otra ocasión con la chilena que anotó ante la Juventus. Para muchos, el mejor gol de su carrera, pero ese año fue superado por uno de Salah al Everton en la Premier League. Cosas de las votaciones.

Este miércoles, Cristiano volverá a Oporto donde se verá que noche vive: si una de ensueño, dejando golazos, o una de pesadilla, como ya le pasó en otras ocasiones.

Mourinho le complicó el ´récord'

Que el Oporto sea una de las bestias negras en la carrera de Cristiano es culpa del que luego sería su entrenador, Jose Mourinho. Cristiano se enfrentó varias veces al equipo del preparador de Setúbal en el inicio de su carrera dejando un balance de dos partidos perdidos en Liga con el Sporting (0-1 y 2-0) y una derrota en Old Trafford (2-1) más un empate en Portugal que les acabó por apear de la Champions League de 2004 en octavos de final.

A la postre, ambos unieron sus carreras ganando juntos una Liga, en la que Cristiano contribuyó al que el equipo fuera el más goleador de la historia de la competición española haciendo también récord de puntos, una Copa del Rey, en cuya final el madeirense anotó el gol definitivo y una Supercopa de España. Nada mejor que el metal para la reconciliación.