REAL ZARAGOZA

“Los jugadores sabemos que nos va la vida en cada partido”

Vigaray asegura que la llegada de JIM y la situación clasificatoria han inculcado al equipo ese carácter defensivo del que está haciendo gala: “Por eso estamos tan serios y sólidos atrás”.

Zaragoza
Carlos Vigaray.
ALFONSO REYES

Carlos Vigaray asegura que los dos últimos resultados a domicilio han dado bastante moral y confianza al equipo y tiene muy claro que no deben mirar más allá del partido del próximo lunes contra el Alcorcón: “Son tres puntos muy importantes para nosotros porque estamos ahí en la pelea, que es muy jodida”. A nivel individual, el lateral está contento con la imagen que está mostrando: “Con el paso de los partidos te vas encontrando mejor y con la confianza que te van dando los resultados las cosas también van saliendo mejor. Yo sólo me dedico a trabajar y a exigirme cada día un poquito más y así llegaré al 100% de mi nivel”.

—¿Cómo está el vestuario tras sumar cuatro puntos en las dos últimas salidas?

—Estamos muy contentos por estos dos resultados fuera de casa, ya que es verdad que veníamos en una mala dinámica al no haber conseguido ninguna victoria a lo largo del curso. Nos han dado bastante moral y confianza para seguir trabajando. Ahora tenemos una semana larga para preparar con más tiempo el próximo partido y llegar con las ideas más claras. Tenemos mucha ilusión y ganas de conseguir los tres puntos, que son muy importantes.

—¿Pero tienen la sensación de que esta semana tan larga les puede cortar el ritmo?

—Para nada, sólo pensamos cosas positivas. Si la semana es larga, mejor para preparar el partido. Estamos en una buena dinámica y no creo que al ser una semana tan larga nos vaya mal, sino al revés, ya que recuperas mejor y tienes más tiempo para trabajar. Tenemos muchas ganas de trabajar esta semana para llevarnos los tres puntos el lunes contra el Alcorcón.

—¿Qué partido esperan?

—Como todos en esta Liga. No va a ser un partido ni mucho menos fácil. Será muy competido y nosotros tenemos muchas ganas. Yo creo que será un encuentro igualado y en el que se verá lo que hay en juego. Los dos equipos iremos a por el partido, así que habrá que salir al máximo desde el principio y crear el mayor número de ocasiones de gol y meterlas. Y atrás, ser un equipo sólido, en la línea que venimos haciendo.

—El equipo sólo ha encajado cuatro goles en los últimos siete partidos, dos de ellos de penalti. Ese es el camino, ¿verdad?

—Eso dice mucho del equipo en defensa. Son pocos los goles que estamos encajando y el mérito es de todo el equipo, por cómo presionamos, cómo defendemos y cómo no damos ningún balón por perdido. Eso lo ha traído el míster, que ha inculcado ese carácter defensivo desde el principio, y los jugadores también sabemos lo que nos estamos jugando y que en cada partido nos va la vida. Por eso estamos tan serios y sólidos atrás, que al final es lo que te ayuda a conseguir los resultados.

—¿Qué pinta le ve Carlos Vigaray al equipo para lo que resta de temporada?

—Nosotros nos tenemos que dedicar a trabajar en el día a día y no mirar más allá ahora mismo que el Alcorcón, que es el próximo rival. Son tres puntos muy importantes para nosotros porque estamos ahí en la pelea, que es muy jodida, y no hay más allá.

—A nivel individual, ¿cómo se encuentra?

—Con el paso de los partidos te vas encontrando mejor y con la confianza que te van dando los resultados las cosas también van saliendo mejor. Yo sólo me dedico a trabajar y a exigirme cada día un poquito más y así llegaré al 100% de mi nivel. Estoy contento con la imagen que estoy dando a nivel individual, pero al final de lo que se trata es de aportar mi granito de arena al equipo. No miro nunca lo individual por encima de lo colectivo y yo creo que ahora mismo el equipo está dando la cara en todos los sentidos.

—Desde la llegada de JIM, da la sensación de que los laterales tienen más incidencia en el juego. ¿Realmente es así?

—El estilo de juego del entrenador a veces ayuda a que los laterales resaltemos un poco más en lo ofensivo, pero no hay que olvidarse de que somos defensas y es ahí donde debemos tener nuestra mejor actuación. Al final es complementarlo todo y dar el mejor nivel para aportar al equipo y ayudar en todo lo que se pueda.

—El gol del empate del Sabadell llegó por una mano dentro del área. ¿Ustedes tienen claro cuándo se pitan y cuándo no?

—Es cierto que a veces estamos un poco confusos y no sabemos al 100% cuándo se tienen que pitar porque hay veces que se pitan y otras no. Son cosas de los árbitros y nosotros nos debemos dedicar a jugar. Y al igual que nosotros a veces fallamos, ellos también. Somos personas, todos fallamos y al final ése es su trabajo y no nos tenemos que meter en ello. Nosotros nos tenemos que dedicar a jugar y siempre confiamos en que lo quieren hacer lo mejor posible.