REAL MADRID

La llamada de Vinicius a Zidane que ha cambiado su suerte

El brasileño llamó al técnico para disculparse por su comportamiento en el Etihad, cuando el francés le cazó con un móvil mientras el equipo calentaba.

Vinicius no se resigna a tener un papel secundario en el Madrid de Zidane. Y eso que su relación con el francés sufrió un fuerte deterioro tras el partido de octavos de Champions ante el City de Guardiola, jugado en el Etihad el pasado 7 de agosto.

Los blancos habían sufrido una derrota en el Bernabéu que les tenía contra las cuerdas (1-2). Como Hazard estaba en baja forma y había salido de varias lesiones, el joven jugador brasileño (20 años) confiaba en ser titular en el partido más importante del año. Pero en el hotel de Manchester Zidane dio el once y se quedaba fuera del mismo. Vini encajó mal la noticia. Al llegar al Etihad, los titulares salieron a calentar y los suplentes se fueron acomodando en las gradas. Pero primero hicieron unos ejercicios de calentamiento mientras comprobaban el estado del césped. Y faltaban dos jugadores. Zidane, escamado, acudió al vestuario. Allí estaban Vinicius y Marcelo, mirando ambos sus móviles.

Zizou no dijo nada, pero le sentó mal. De hecho, Vini ni siquiera calentó en la segunda parte cuando la eliminación se cernía sobre el equipo (tampoco lo hizo Marcelo). Era un castigo encubierto a los ojos de todos. Pasaron los días y Vinicius, frustrado por lo ocurrido, dio un paso adelante que ha fortalecido su rol en el seno del equipo. Aunque ya estaban cada uno en periodo vacacional, Vini telefoneó a Zizou y le preguntó si su suplencia había sido un castigo por el 'incidente' del móvil.

Mea culpa

Asumió su culpa si así era y le prometió a al francés máxima implicación para esta temporada y que jamás volvería a comportarse así ante una posible suplencia. Zidane agradeció el valor del jugador por llamarle personalmente y que entonase el mea culpa con humildad. Le aseguró que tendría oportunidades como los demás y que si seguía trabajando bien en los entrenamientos recibiría su premio en el campo. De hecho, en lo que va de temporada acumula siete titularidades en partidos de Liga y Champions, saldados todos con victorias (su balance en la 2020-21 es de 3 goles y 3 asistencias). Su único lunar fue la mala tarde que tuvo en Alcoy en la eliminación copera ante el Alcoyano.

Es verdad que en ocasiones ha regresado al banquillo este curso, pero Zizou le está empezando a dar protagonismo en partidos de peso, como se vio el pasado domingo, donde todos esperaban su suplencia por al regreso de Carvajal y Lucas Vázquez. El gallego se quedó en el banquillo ante el Valencia y fue Vini el titular, aunque luego la lesión de Carvajal obligó a Lucas a saltar al campo antes de la media hora de juego. Vinicius acabó el partido completo ante el Valencia y asistió a Mendy en el gol que luego fue anulado por un fuera de juego muy justito. Ante la Atalanta todo apunta a que Vinicius será titular, algo que no sucedió hace dos años (se lesionó en el partido de vuelta ante el Ajax) ni el año pasado por el incidente referido ante el City.

Esta vez puede ser su revancha en un gran partido de Champions. Lo bueno es que la vida deportiva de Vinicius cambió para bien gracias a esa llamada telefónica. Zidane toma la matrícula a los jugadores que no siguen su dinámica de trabajo, pero también sabe perdonar. Zizou también tuvo 20 años. Ahora tienen otra sintonía. En Bérgamo podremos comprobarlo la próxima semana…