INGLATERRA

El City también vigila a Messi: los 'afectados' por la operación

Una hipotética llegada del argentino no sólo afectaría a los números para cuadrar cuentas con respecto a su salario, también influiría en la planificación de su plantilla.

0

En el Manchester City llevan años soñando con una posible llegada de Leo Messi, sobre todo desde que Pep Guardiola es su entrenador. El fichaje del técnico catalán fue un punto de inflexión en la historia del club por la capacidad de poder atraer a los mejores, pero quieren dar un salto más: Messi nunca estuvo tan cerca de abandonar el Barcelona como el pasado verano... quizás hasta el próximo mes de junio. Si el argentino decide salir del Camp Nou, los 'citizens' abren sus brazos para acogerlo en la plantilla.

Desde entonces, no son pocos los que en el City se imaginan una alineación con el astro argentino, la cual, sin embargo, traería muchas consecuencias en la planificación de la temporada. En primer lugar, la renovación o no del Kun Agüero. Es de sobra conocida la relación entre Messi y el Kun, que termina contrato este verano tras una década como delantero del Manchester City. Esta temporada, después de una lesión y un positivo por coronavirus, apenas ha participado en cinco partidos de liga y en junio cumplirá 33 años. Su continuidad no está para nada garantizada, pero una llegada de Messi podría cambiar todos los planes del club para integrar mejor a Leo.

Por otro lado, en el club tienen varios bastiones que son la base de presente y futuro. El primero de ellos es obvio: Kevin De Bruyne, el mejor futbolista de la Premier League en los últimos años, en una edad de plena madurez (en junio cumple 30 años) y al que le quedan varias temporadas al máximo nivel. En otro escalón está la gran apuesta del Manchester City, Phil Foden, que esta campaña se ha ganado por méritos propios su protagonismo con Guardiola. El centrocampista inglés sólo tiene 20 años y su última exhibición en Anfield, el pasado domingo, ilusiona al máximo a toda la afición... y a su técnico, que dice que es el mejor talento que ha entrenado. Además, el City también cuenta con otro de los estandartes ofensivos del fútbol inglés. Raheem Sterling (26 años) ha alcanzado sus mejores registros goleadores de la mano de Guardiola y ha superado las 20 dianas todos los años desde 2017.

Además, este curso se ha producido una explosión goleadora de Gündogan y se ha convertido en el pichichi del equipo, además de en un jugador imprescindible a sus 30 años y con dos temporadas y media por delante de contrato. El resto de opciones en el frente de ataque son para Bernardo Silva, que todavía no ha recuperado su nivel de 2019; para Riyad Mahrez, un factor desequilibrante en la línea de banda; para Ferran Torres, una apuesta del City por un atacante polivalente de 20 años, que ha respondido con goles en todas las competiciones cuando ha tenido su oportunidad; y para Gabriel Jesus, que a pesar de haber estado casi siempre a la sombra de Agüero, ha gozado de protagonismo gracias a su gran trabajo defensivo y polivalencia, jugando incluso como extremo.

Una hipotética llegada de Messi no sólo afectaría a los números que tendrá que hacer el Manchester City para cuadrar cuentas con respecto a su salario, también influiría directamente en la planificación de su plantilla.