RAYO VALLECANO

El Rayo flaquea en Vallecas

Tres de las cuatro derrotas franjirrojas en casa han sido consecutivas: dos en Liga y una en Copa. Eso sí, mejoran a domicilio. Algo que les vendrá bien ahora que enlazarán dos salidas.

El gol de Fran Sol que dio la victoria al Tenerife.
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Últimamente se han dado la vuelta las tornas en Vallecas. Hasta hace unas jornadas, el Rayo se estaba mostrando intratable y era uno de los equipos más fuertes en casa esta temporada. De hecho, sólo el Espanyol le superaba. Sin embargo, las últimas dos semanas han evidenciado un cambio de tendencia y ahora son tres —Espanyol, Leganés y Sporting— los conjuntos que suman más puntos en su feudo que los franjirrojos, estancados en los 25.

El Rayo ha caído cuatro veces en Vallecas y tres de ellas —dos en Liga y una en Copa— se han producido de forma consecutiva. El 23 de enero llegaba la derrota contra el Mallorca (1-3, recibiendo los tres goles rivales en apenas 19 minutos), el 27 era eliminado de los octavos del torneo del KO por el Barça (1-2) y este 7 de febrero era el Tenerife quien se llevaba el gato al agua (0-1). Seis tantos encajados y sólo dos marcados completan la radiografía de los de Iraola.

Los franjirrojos flaquean en su feudo y esto ha hecho saltar las alarmas del cuerpo técnico. "Me preocupa que estemos jugando mejor fuera que en casa y lo tenemos que analizar. Cuando el campo esté así quizá hay que jugar de manera diferente porque no nos da", explicó Iraola, que insistió en el mal estado del campo: "Hicimos un mal partido contra el Tenerife. Estuvimos lentos, sobre todo en la circulación del balón. El campo no acompañaba y nos costaba horrores, sufrimos un montón de pérdidas. El terreno de juego no ayuda, pero es el que hay".

Ahora, el Rayo tendrá una tregua. El calendario le obliga a jugar los dos próximos encuentros a domicilio, en Cartagonova y La Rosaleda. Y, a tenor de los últimos resultados, esto se antoja como una buena noticia. En sus tres últimas salidas ha cosechado un empate (Girona, 0-0) y dos victorias (Mirandés, 0-2 y Espanyol, 2-3). La última especialmente meritoria, remontando un 2-0 a los pericos, una gesta que los franjirrojos no lograban desde el 10 de noviembre de 2012 (3-2 al Celta).