LEGANÉS

Un dilema para el soldado Bustinza

El capitán no estuvo disponible en el redebut de Garitano. El técnico siempre lo consideró pieza clave. Ahora deberá escoger entre repetir confianza o escoger a otros titulares habituales.

Un dilema para el soldado Bustinza
PEPE ANDRES DIARIO AS

Asier Garitano, entrenador del Leganés, deberá resolver en breve un dilema que por ahora no se le ha presentado en los escasos diez días que lleva al frente (de nuevo) de los pepineros. En una plantilla sobrecargada de jugadores y talento, en algunas posiciones el de Bergara deberá escoger entre los galones de veteranos a los que ya conocía o el rendimiento presente de novatos que con Martí eran intocables por su rendimiento exquisito. El caso de Unai Bustinza representa uno de esos dilemas.

El capitán del Leganés es uno de los soldados de Garitano. Así lo definió el propio entrenador de Bergara en su etapa anterior. “Cuando tengamos que ir a la guerra con él, se puede ir tranquilamente. Porque tiene experiencia. Tiene casta, como se dice ahí en Bilbao. Lo tiene todo. Cuando le toca jugar de central, pues de central. Cuando tenga que jugar de lateral derecho, lateral derecho… izquierdo, portero, de lo que sea. Es un lujo para un equipo como el Leganés tener a un jugador como Unai Bustinza”, dijo el técnico un 23 de abril de 2016 tras ganar 3-0 a la Ponferradina.

Ayer era 5 de febrero de 2021. Cinco años más tarde Garitano sigue pensando lo mismo, aunque le meta algo más de retranca al tema. “Bustin… Bustin rinde bien de lateral, de central, rinde bien en el vestuario, y creo que últimamente rinde bien hasta en casa, que va a ser padre… Éste rinde bien en todos sitios. Es competidor nato en todo. Entonces no tenemos ninguna pega para nada”, comentó al respecto.

Queda claro que para Garitano, el defensa será pieza clave. Asunto distinto será dónde lo ubicará y las consecuencias que generará su presencia (o no) en el once titular habitual de los pepineros.

Desplazamientos en la alineación

Porque hasta ahora Martí había usado a Bustinza de lateral derecho habitual. Visto que el eje de centrales Tarín – Miquel era intocable para el entrenador mallorquín, era el único espacio que le quedaba por explotar al capitán. Su presencia en el once, sin embargo, acabó desplazando a Palencia al interior diestro. “Palencia es lateral, pero por circunstancias tenemos que usarlo de interior”, llegó a justificar en su día el ya ex entrenador del Leganés, que gestionó con esta decisión la presencia de todos estos ‘intocables’ en su esquema.

Sucede, sin embargo, que con Garitano sobrará una plaza. Porque el de Bergara no tiene intención, por ahora, de repetir con Palencia de interior. Ese rol será para los especialistas. A saber, Rober Ibáñez o Avilés. Palencia volverá a ejercer de Palencia. Es decir, de lateral ofensivo. Y si el catalán se consolida en el puesto (algo que no sería de extrañar) a Bustinza sólo le queda ubicarse en el eje de la defensa.

Ahí fue donde Garitano supo explotar mejor las virtudes del bilbaíno. Lo empezó a utilizar ya en Primera y formó, con Siovas, una pareja de centrales también casi intocable para el de Bergara. Ahora el patrón se puede repetir, si es que decide usarlo en ese puesto. Solo que en lugar de tener a Siovas como central zurdo, sería Miquel (también zocato) el encargado de escoltar al capitán.

De optar por esta solución, eso sí, habría consecuencias en forma de jugadores que serían desplazados a la grada pese a ser titulares habituales. Como el caso de Tarín, el jugador de campo con más minutos disputados (1.680) en los pepineros u Omeruo, titular con Garitano en su redebut y también el central diestro del Leganés en el arranque de 2021.

Hoy, ante el Girona, (Montilivi 14:00) llegará la primera oportunidad para descubrir la solución que el técnico aplicará a este debate. Frente al Lugo, Bustinza estaba sancionado y no se pudo resolver una duda que, con todo, y a tenor de las respuestas del entrenador del Leganés, parece de clara solución: Bustinza será, sí o sí, pieza relevante en el retorno de Garitano.