REAL MADRID

El Madrid se queda sin pistoleros

El curso pasado Zidane tenía diez delanteros, ahora sólo cuatro disponibles. Se fueron Bale, Brahim, Jovic... y no se fichó. Del 'overbooking' a la escasez.

El Madrid se queda sin pistoleros
PEPE ANDRES

A estas alturas de la temporada pasada, Zidane tenía a su disposición nueve delanteros y a Asensio recuperándose de su rodilla. Diez atacantes en total, overbooking ofensivo. Hoy, el francés tendrá que apañárselas en Huesca este sábado con sólo cuatro. Benzema, Asensio, Vinicius y Mariano, no hay más. En doce meses, entre salidas en forma de cesiones (sin contrarrestar con nuevos fichajes) y lesiones, la nómima de atacantes está más raquítica que nunca. A Zizou sólo le queda cruzar los dedos.

Porque a película ha dado un giro de guion de 180 grados. "Jugarán cuando se pueda...". Así definió en enero de 2020 el propio técnico francés la situación de Brahim y Mariano, delanteros y por entonces los dos futbolistas que menos había utilizado. El hispano-dominicano no ha mejorado su estatus, pero Brahim no para de crecer en el Milan durante este año de préstamo en la capital lombarda. En el Madrid era la última opción. Por delante estaban Benzema, Hazard, Vinicius, Rodrygo, Bale, Lucas, Jovic y Mariano.

En las tres salidas de 2021 en las que pinchó el Madrid, en Elche, Pamplona y Alcoy, no marcó ningún delantero blanco.

El caso del malagueño ilustra el despoblamiento progresivo del frente ofensivo de la plantilla. Bale se fue por sus diferencias con Zidane y su insostenible sueldo mientras que Jovic ha sido volver este enero a Frankfurt y abandonar su aspecto cetrino y recuperar el gol nada más pisar Alemania. A todo eso se le suman las lesiones, un problema que ahora parece crónico. Hazard ha caído por enésima vez y se perderá casi con total seguridad la ida contra la Atalanta (24 de febrero), mientras que Rodrygo sabrá si llega con la evolución de la curación de su rotura muscular durante las próximas dos semanas. Lucas Vázquez ha pagado el esfuerzo de jugar 20 partidos consecutivos y tampoco podrá ayudar en El Alcoraz. Además, con Carvajal lesionado, no es descartable que si regresa contra el Getafe, pudiera hacerlo en el lateral derecho.

Una falta de fuego que se ha notado y mucho en tres de las salidas del Madrid en este 2021. El 1-1 en el Martínez Valero lo salvó un gol de Modric, en Pamplona el equipo no pasó del 0-0 y el naufragio en Alcoy (2-1) sólo dejó un solitario tanto de Militao. La delantera es más intermitente que nunca.

Hugo Duro, en uno de sus goles con el Castilla esta temporada.

Vinicius, Hugo Duro y los salvavidas

La situación es precaria, pero queda la amplia sonrisa de Vinicius. Aunque está en su momento más bajo desde que le entrena Zidane y no marca desde finales de octubre (en el 2-3 del Shakhtar en Valdebebas), el brasileño es tan imprevisible que esta bola extra puede ser la buena. Con respecto al castillista Hugo Duro, cada vez son más las voces dentro de Valdebebas que se preguntan el porqué de su ausencia con el primer equipo. Marcó el pasado domingo para Raúl un tanto clave, suma seis goles en nueve partidos del filial esta campaña y no es un novato: tiene 21 años y la temporada pasada jugó en Primera y la Europa League con el Getafe de Bordalás. Dos posibilidades, Vini y Duro, para un Madrid con la delantera más despoblada de los últimos años.