REAL SOCIEDAD

Moyá será operado el próximo lunes

El portero se vuelve a lesionar cuando regresaba al trabajo normal de portería. Deberá ser sometido a un artroscopia que le dejará fuera entre seis y ocho semanas.

Moyá será operado el próximo lunes
Handout Getty Images

Continúan las malas noticias en la enfermería de la Real Sociedad. No hay semana que sea tranquila para Imanol Alguacil con el tema de las lesiones. Parecía que empezaba a ver la luz al final del túnel con la vuelta de David Silva y Miguel Ángel Moyá con el grupo, la mejoría de Luca Sangalli y la casi recuperación de Álex Sola. Pero era demasiado bonito. Porque Moyá ha vuelto a recaer de su lesión, y esta vez parece que va a tener que estar fuera de los terrenos de juego un tiempo bastante prolongado. No le duró ni treinta minutos la alegría al portero balear, que volvía este martes a trabajar con todos sus compañeros, haciendo ya por fin portería con el resto de porteros bajo las órdenes de Luis Llopis. Porque a la media hora tuvo que abandonar la sesión. Se pensó en un principio que se trataba de un simple golpe, pero realmente fue una recaída de la lesión que le tiene de baja desde la visita a Nápoles. Y el problema es que eso le va a llevar a tener que pasar por quirófano. Sufre una lesión en el "menisco externo de la rodilla derecha", según el parte médico emitido por la Real, que explica que será operado el 8 de febrero en Vitoria por el doctor Mikel Sánchez.

Miguel Ángel Moyá volvió a ejercitarse sobre el césped de Zubieta este martes, con la intención de aumentar la intensidad de su trabajo, para avanzar en su recuperación. Pero eso conllevaba un riesgo, tal y como ha podido saber la Cadena SER. Pero se confiaba en que no ocurriera nada negativo y fuera aumentando su carga de ejercicios de forma progresiva. Pero los peores augurios se han cumplido lamentablemente. Al probar fuerte su rodilla dañada, esta ha fallado y eso le obligará a ser operado otra vez para terminar de solucionar el problema. Por eso, Moyá se retiró cabizbajo, contrariado y enfadado antes de que terminara la sesión, algo que hemos podido conocer al día siguiente, consultado al entorno del propio portero de la Real. Ahora, Miguel Ángel Moyá deberá ser sometido a una artroscopia que acabe por fin con su lesión y puede regresar a la dinámica de grupo con normalidad. El problema es que esa operación le va a llevar a estar un tiempo importante alejado de los terrenos de juego. Dependiendo de cómo vaya su nueva recuperación, tendrá que estar entre seis y ocho semanas de baja, lo que significa que se irá a dos meses alejado de la portería.

Todo esto quiere decir que se pierde seguro la final de Copa del Rey del sábado 3 de abril en la Cartuja, y deja a la Real Sociedad en una situación muy delicada en su portería, con Álex Remiro como único portero del primer equipo, con los porteros del filial Ayesa y Marrero. sin experiencia en la élite, guardándole las espaldas al de Cascante. Y así tendrá que ser durante el tiempo de recuperación de Moyá, porque el club donostiarra ya no puede acudir al mercado de fichajes para contratar un portero que sea apetecible y puede hacerle la competencia a Remiro, o jugar si le ocurre cualquier circunstancia. Sí podría fichar un meta que esté sin equipo, pero las opciones se reducen mucho y el mercado no ofrece alternativas de garantías, así que conociendo a Roberto Olabe, el director de fútbol realista, esta opción se contempla muy poco. Moyá de esta manera se une a la baja de Zubeldia, del que se espera que pueda recuperarse para jugar este domingo contra el Cádiz en Anoeta por la baja de Robin le Normand.