ALEMANIA

La infinita paciencia de Reinier

El jugador cedido por el Real Madrid sigue sin debutar con el nuevo míster, apenas va convocado y no pasa de los 136 minutos sobre el terreno de juego este curso.

Reinier sigue sin ver la luz al final del túnel. La promesa brasileña en propiedad del Real Madrid, que puso rumbo al Borussia Dortmund a principios de temporada en calidad de cedido con el fin de asentarse en la élite lejos de los focos del Santiago Bernabéu, sigue al margen. No contaba bajo las órdenes de Lucien Favre y sigue condenado al ostracismo bajo el mandato de Edin Terzic, sucesor del técnico suizo en el banquillo borusser desde diciembre. Sigue sin debutar con el nuevo míster, apenas va convocado y no pasa de los 136 minutos sobre el terreno de juego este curso. Desesperante.

Por ello, el propio jugador mantuvo una conversación, recientemente, con su entorno familiar y su agente Giuliano Bertolucci. El Real Valladolid de Ronaldo se mostró interesado en el brasileño e hizo llegar una oferta Reinier, pero el atacante decidió rechazarla y seguir peleando por hacerse un hueco en el solicitadísimo ataque negriamarillo. El joven futbolista, por el que el Real Madrid llegó a pagar un total de 30 millones de euros al Flamengo y le dotó con un contrato hasta 2026, está dispuesto a no rendirse y considera su etapa en el oeste de Alemania como un reto más que le hará crecer como jugador.

"Esta ciudad ni es Río ni es Madrid. Pero es una ciudad obrera y eso sí es algo que vaya conmigo. En Brasil, el Borussia es conocido por dar oportunidades a jugadores jóvenes", dijo Reinier en su momento y sigue sin perder la esperanza de que la suya vaya a llegar pronto. Cabe destacar, eso sí, que el mediapunta de 19 años no viene de tener ningún tipo de problema de adaptación. Es uno más dentro del equipo, hace piña en el vestuario y trabaja como ninguno para convencer a un Terzic que se verá obligado a tirar de rotaciones pronto. El BVB sigue vivo en tres competiciones y se antojan necesarios cambios en el once cuando vuelva la Champions en dos semanas.

Mucho dependerá del estado físico de Marco Reus, titular en Dortmund en la posición de Reinier y muy propicio a las lesiones. La esperanza, tanto del jugador como del club blanco, sigue manteniéndose intacta, sobre todo teniendo en cuenta el desarrollo en Dortmund de otra cesión madridista como fue Achraf. Pero la paciencia tiene límites. Si no cambia la situación de Reinier hasta verano, todo apunta a que, finalmente, se dé por finalizado el préstamo antes de tiempo y se intente buscar otro destino a un jugador que, de momento, está perdiendo tiempo. Demasiado tiempo.