HOLANDA

Oficial: Afellay se retira

El ya exfutbolista ha anunciado por televisión que cuelga definitivamente las botas. Llevaba sin equipo desde verano esperando una oferta que no ha llegado.

Ibrahim Afellay, en su etapa en el Barcelona.
MIGUEL RUIZ/FCBARCELONA DIARIO AS

Ibrahim Afellay (2 de abril de 1986) cuelga las botas. "Lo dejo, el momento llega pronto. Lo he tenido en mi cabeza durante un tiempo. Sabía qué es lo que quería y, especialmente, lo que no quería. Al final tomé la decisión y estoy en paz", comunicaba el propio Afellay en 'NPO Studio Voetbal', el programa de la televisión holandesa en el que se desempeña como analista. No ha sido una retirada deseada, puesto que como él mismo añadía posteriormente, "quería continuar un año más, pero no a toda costa".

Ibi esperaba una oferta que no ha llegado procedente del golfo Pérsico o, al menos, no envuelta en las condiciones que deseaba y esto ha acelerado su adiós definitivo a los terrenos de juego. Afellay llevaba sin equipo desde que el pasado verano se desvinculase del PSV, en busca de esa última oportunidad que finalmente no ha llegado. De esta manera, en Eindhoven comenzó y en Eindhoven terminó una carrera que, si bien estable y exitosa, no ha alcanzado las elevadas cotas a las que apuntaba cuando su talento incipiente le llevó al Camp Nou en 2011.

El de Utrecht se formó en los Rood-Witten y con 24 años, después de muchos intentos de varios grandes por sacar al virtuoso extremo del Philips Stadion, hizo las maletas en el mercado invernal de la 2010-11 y pasó a reforzar el Barcelona. Con los azulgrana compartió éxitos y equipo con los Messi, Xavi, Iniesta y compañía, pero, a pesar de añadir la Champions de 2011 a su vitrina personal, no logró ganarse el favor de Guardiola, primero, y el 'Tata' Martino, después.

Cesiones y lesiones entre los éxitos

Una cesión al Schalke 04 en medio de ambas etapas no logró hacerle despegar en Can Barça y las lesiones apagaron su llama azul y grana hasta que el Stoke City le incorporase a coste cero el verano de 2015, tras haber pasado la campaña anterior cedido en el Olympiakos. En los Potters tuvo luces en sus inicios, pero bien por los problemas físicos, que no le abandonaron, o por falta de confianza, no alcanzó el techo que años atrás se le vislumbraba. Su contrato en Stoke-on-Trent terminó y el PSV trató de rescatarle en julio de 2019, tras estar en paro desde enero.

La aventura en el equipo que le vio crecer y le convirtió en internacional (jugó con la Oranje en 53 ocasiones y marcó 7 goles) no fue todo lo exitosa que seguro ambas partes hubieran deseado y el choque ante el Twente (1-1) del 26 de enero de 2020 figurará como su último partido como profesional. 75 últimos minutos en los que tuvo tiempo de entregar su última asistencia, pero que le dejan un regusto amargo, puesto que fue expulsado por doble amarilla.

Los títulos con el Barça (Champions, Supercopa de Europa Mundial de Clubes, Liga...), con participación en la final de la Liga de Campeones ante el United, los campeonatos de sus inicios en el PSV (cuatro Eredivisie consecutivas) y su participación con Holanda en dos Eurocopas (2008 y 2012) y un Mundial (2010) quedarán como sus mayores triunfos. Una carrera donde las cesiones y las lesiones han acompañado a los éxitos y dejan la vida futbolística de Afellay con aroma incompleto.