FRANCIA

El renacimiento de Ben Arfa

El mediapunta del Girondins de Burdeos ha recuperado su mejor nivel esta temporada, sobreponiéndose a su efímero paso por La Liga en el Valladolid.

El renacimiento de Ben Arfa
JEAN-PHILIPPE KSIAZEK AFP

Hatem Ben Arfa se convirtió ayer en el primer jugador en superar los 600 regates en la Ligue 1 desde que el prestigioso portal Opta, especializado en la estadística avanzada, analiza la competición. El mediapunta realizó un gran partido ante el Olympique de Lyon, siendo una amenaza constante durante los 90 minutos y recordando por momentos a aquel jugador que hace diez años era una de las mayores promesas del fútbol europeo.

La temporada de Ben Arfa está yendo de menos a más. En octubre, el nacido en Clamart hace 33 años fichó contra todo pronóstico con el Girondins de Burdeos tras un efímero paso por el Valladolid en el que prácticamente no jugó. En el sur de Francia, el internacional francés ha encontrado la paz y la tranquilidad que estaba buscando. No tiene presión, es el líder del equipo, todos los ataques pasan por sus botas y tiene una facilidad extraordinaria para generar ocasiones y regatear a sus oponentes.

Una de las razones por las que el Burdeos ha pasado de luchar por la salvación a instalarse en la zona media de la clasificación es la calidad de Ben Arfa. Ha participado en seis goles esta temporada (2 goles y 4 asistencias), y genera siempre ventajas para sus compañeros. Bota los córners, lanza las faltas, es siempre la primera opción del equipo para buscar la portería rival... Estamos ante uno de los mayores talentos de la historia del fútbol francés y que no terminó de asentarse por culpa de su mentalidad y su irregularidad.