CHELSEA

El Chelsea denuncia el acoso racista que sufre Reece James

El club defendió a su jugador tras los ataques que recibió en redes sociales: "Algo debe cambiar y debe cambiar ahora".

El Chelsea denuncia el acoso racista que sufre Reece James

El defensa del Chelsea Reece James (de 21 años y que esta temporada ha jugado 18 partidos y ha marcado un gol con los blues) es el último futbolista británico que ha sufrido insultos racistas indecentes a través de las redes sociales. Fue el viernes por la noche por Instagram. "Algo debe cambiar", posteó el futbolista cuando recibió un mensaje privado repugnante que le respondía a una storie publicada por Reece James, en la que estaba entrenado con el equipo ahora dirigido por Tuchel.

El viernes el director ejecutivo de la Premier League, Richard Masters, condenó las actitudes racistas hacia los jugadores y pidió a las empresas de redes sociales que luchen contra este tipo de discriminación. El West Brom también denunció que el futbolista Romaine Sawyers sufrió insultos deplorables de este tipo tras el partido que disputó el martes.

El comunidado del Chelsea

"Este club considera que el racismo y todas las formas de comportamiento discriminatorio son completamente inaceptables. Lo condenamos totalmente. En el deporte, como en la sociedad en general, debemos crear un entorno de redes sociales donde las acciones de odio y discriminación sean tan inaceptables en línea como lo serían en la calle. Sumamos nuestra voz a los que instan a las plataformas de redes sociales y a las autoridades reguladoras a tomar medidas más fuertes, más efectivas y más urgentes contra este comportamiento despreciable. Algo debe cambiar y debe cambiar ahora".

La denuncia del Manchester United

Este hartazgo de la Premier se remonta al miércoles, cuando los jugadores del Manchester United Axel Tuanzebe y Anthony Martial fueron increpados en redes sociales por el color de su piel después de la derrota ante el Sheffield United. "Es increíble que todavía tengamos estas escenas, este abuso en 2021", dijo el viernes el técnico del Manchester United, Ole Gunnar Solskjaer. "Hemos estado haciendo campaña durante mucho tiempo con la Premier League y creo que está funcionando, pero todavía hay algunas personas que tienen conciencia", añadió. 

El gobierno inglés planea introducir nuevas leyes sobre la discriminación y la Premier League ha lanzado su propio sistema de denuncias. Según recoge la BBC, un portavoz de Facebook, que también es propietario de Instagram, dijo: "No hay lugar para el racismo en Instagram y estamos comprometidos a eliminarlo cuando lo encontremos. Sabemos que hay más por hacer y seguiremos trabajando en estrecha colaboración con los clubes".  Twitter también emitió un comunicado: "El comportamiento racista no tiene cabida en nuestro servicio y cuando identificamos cuentas que violan cualquiera de las reglas de Twitter, tomamos medidas de cumplimiento".