REAL MADRID | POCHETTINO

"Se me quedó la cultura del Real Madrid por Camacho"

Mauricio Pochettino reconoció a AS que el el conjunto blanco aparece en su lista de objetivos futuros. "Bueno, mira, un día poder entrenar al Madrid...".

Mauricio Pochettino, después de mucho tiempo escuchando su nombre al lado de todo gran banquillo que se tambaleaba, encontró acomodo en París. El PSG le devolvió al ruedo, tras su adiós al Tottenham el curso pasado, y una vez asentado en su nuevo puesto y con su primer título bajo el brazo (la Supercopa de Francia ante el Olympique de Marsella), atendió a AS en una entrevista en la que el Real Madrid tuvo gran protagonismo. En los peores momentos de Zidane a frente de la nave blanca, su nombre ha salido a la superficie junto al de Raúl como candidatos máximos para enderezar el rumbo. Y no es primera vez que Pochettino aparecer en conversaciones con el Madrid como hilo conductor.

El de Murphy pudo ocupar el banquillo blanco en 2018, pero su lealtad al Tottenham le hizo dar la espalda a la oferta. "La lealtad y la honestidad son cualidades que en la vida tienen que estar por delante de muchas otras", confesó Enrique Ortego. Sin embargo, dejó claro que no haber abierto la puerta al Bernabéu en ese momento no quiere decir que no se lo plantee en un futuro: "Las cosas tienen que llegar en el momento que tienen que llegar. Y te van a llegar de forma natural, no puedes forzarlas".

Pochettino, Tony y Camacho, en un entrenamiento con el Espanyol en 1998.

Y es que la relación entre Poche y el conjunto blanco es algo que ronda la mente del argentino desde hace tiempo. "Tuve la oportunidad como jugador de haber fichado por el Madrid y no se dio por lo que sea". Aunque reconoce que hay una persona clave en este deseo de acabar ocupando un lugar en la historia blanca, José Antonio Camacho. "Cuando llegué al Espanyol en el 94, con Camacho, siempre me hablaba de la cultura, de la mentalidad, de lo que significaba ser parte de una familia como la del Real Madrid", reconocía a AS.

"Siempre fue un objetivo poder jugar en el Madrid"

Y ese sentimiento, esa mentalidad que Camacho le desveló instaló un germen que aún hoy sigue dentro de ahora técnico del PSG, como él mismo señala: "Se me quedó en la cabeza. También luego con Alfredo di Stéfano. Griffa tiraba más para el Atlético. Cuando más maduro me iba haciendo, la influencia de Camacho más me llegaba. Él representa los valores del Madrid, como ama el club…".

Tres temporadas, 1994-95, 1995-96 y 1997-98,  y 94 partidos estuvo el por entonces central bajo el ala de la leyenda madridista. Camacho se impuso incluso a Griffa, su mentor, que hubiera preferido que la querencia de Mauricio fuese en clave colchonera en lugar de merengue. Aunque, eso sí, inculcó una forma de entender el deporte que va de la mano de una frase: "Déjate llevar que el fútbol te llevará donde él quiera". Y eso es lo que Pochettino ha hecho desde que dejase de comandar equipos desde la defensa para hacerlo desde el banquillo.

Ya como entrenador, Pochettino ha vuelto a cruzarse con Camacho. Aquí en un Espanyol-Osasuna de la 2010-11.

Paciencia. El de Murphy huye de precipitación a la hora de tomar decisiones. Así se entiende que haya esperado casi un año para volver a entrenar tras su etapa en el Tottenham. De 'su' Espanyol al Southampton. De los Saints al Tottenham y ahora en el PSG. Pasos firmes pero seguros hacia delante con un sueño en el horizonte, entrenar el equipo cuyos valores tan fuertemente representó Camacho. "Siempre fue como un objetivo poder jugar en el Real Madrid y cuando no puedes cumplir ese sueño. Uno dice, bueno, mira, un día poder entrenar al Madrid...".