EIBAR - SEVILLA

Bryan Gil se enfrenta a su futuro

Juega ante Julen Lopetegui, que debe decidir su regreso a Nervión. Tanto el extremo de Barbate como Pozo, cedido también por el Sevilla, no tienen cláusula del miedo.

0
Bryan Gil y Alejandro Pozo están cedidos por el Sevilla en el Eibar pero podrán jugar porque no tienen cláusula del miedo. El de Barbate está brillando.
Octavio Passos Getty Images

El Sevilla no incluyó cláusula del miedo en la cesión de Bryan Gil y Alejandro Pozo al Eibar, así que ambos jugadores podrán recibir a los nervionenses este sábado en Ipurua si Mendilibar lo considera oportuno. Ambos fueron titulares de hecho en la primera vuelta (0-1), en el Sánchez Pizjuán. El entrenador vizcaíno está haciendo crecer los dos, sobre todo al de Barbate, convertido en uno de los futbolistas más relevantes del campeonato durante las últimas semanas.

Bryan Gil se ha convertido en un asiduo a aparecer en los resúmenes semanales gracias a sus regates, sus pases y sus goles, tres ha hecho en los dos últimos encuentros como armero. Su doblete al Granada significó la última victoria del Eibar en LaLiga, pues una lesión le apartó ante el Levante, el Atlético y la eliminación copera en Navalcarnero. Bryan volvió contra el Celta y también anotó el tanto que servía para empatar en Balaídos.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
3Barcelona 37 11 4 4
4Sevilla 36 11 3 5
5Villarreal 34 8 10 2
Clasificación completa
Próximos partidos
Sevilla - Elche X-17/03 19:00
Eibar - Sevilla S-30/01 14:00
Sevilla - Getafe S-06/02 21:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 28 de enero de 2021

El próximo 11 de febrero Bryan cumplirá 20 años. Indiscutible ya en España Sub-21, con la que debe disputar este año el Europeo de la categoría, ya hay voces por Eibar que le señalan como uno de los jugadores en la agenda más próxima para Luis Enrique si mantiene esta progresión. Sea como fuere en el Sevilla lo tienen claro: el préstamo le está convirtiendo en el futbolista desequilibrante que todos esperaban y si no ocurre nada raro tendrá la temporada que viene un sitio en el primer equipo nervionense tras dos cesiones en Leganés e Ipurua.

Antes, eso sí, el Sevilla tendrá seguramente que mejorarle y ampliarle un contrato que a día de hoy concluye en junio de 2023 y cuya cláusula de rescisión ronda los 35 millones de euros. Si el barbateño sigue con su proyección actual,  ya hay grandes que se han fijado en él, esa cifra sin duda comenzará a quedarse corta.