VALENCIA |

Un año del último refuerzo que aprobó Peter Lim en el Valencia

Alessandro Florenzi es la última cara nueva que entró al vestuario ché; el último fichaje en el que invirtió dinero Peter Lim fue Thierry Correia (hace 515 días).

0
Peter Lim, dueño del Valencia.
ALBERTO IRANZO DIARIO AS

Peter Lim cerró el grifo de la inversión hace 515 días, cuando fichó a Thierry Correia por 12 millones de euros, y hoy se cumple un año del último refuerzo que aprobó el dueño del Valencia: Alessandro Florenzi, que llegó en calidad de cedido sin coste ni opción de compra procedente de la Roma. Desde entonces, la puerta del vestuario solo ha girado hacia fuera desde: Rodrigo, Ferran, Parejo, Coquelin, Kondogbia...

Anil Murthy y Miguel Ángel Corona tratan contrarreloj de incorporarle a Gracia un centrocampista y evitar así quedar en evidencia como sucediera en verano, cuando al técnico navarro también le prometieron refuerzos y no llegó nadie. Por esa razón, esa búsqueda, no viajó Murthy a Sevilla, aunque nada se ha avanzado en los últimos días. Han tocado a varias puertas (Winks, Torreira...), pero lo hacen con la cartera vacía. Una de las vías que a día de hoy mantienen abierta es la de Florentino Lluís (21 años), cedido por el Benfica al Mónaco.

Lim solo permite repetir una operación como la de Florenzi -cesión sin pagar por ello- y a 72 horas del cierre de mercado, la única cara nueva que ha visto Gracia es la de Piccini, recuperado tras darle salida en verano al Atalanta. El Valencia, a dos puntos del descenso, lleva un año fracasando en cuantas operaciones ha intentado. Hay que recordar que el 2 de febrero de 2020 se lesionó de larga duración Garay y desde entonces, con ampliación de mercado por ello incluida, el club ha sido incapaz de encontrarle un recambio.

Lim, a quien la pandemia ha restado valor bursatil a otros ámbitos de su negocio, cumple seis temporadas en el Valencia. En este tiempo invirtió alrededor de 500 millones en fichajes y recaudó unos 430 por traspasos. Pero en verano ya dejó claro que su única preocupación era hacer caja.