URUGUAY

Xisco se despide de Peñarol

El atacante español, que militaba en los Carboneros desde 2019, se despide del conjunto uruguayo a través de un comunicado por Twitter al separar sus caminos.

Xisco se despide de Peñarol

Xisco Jiménez pone punto y final a su aventura en Uruguay. El delantero mallorquín, que militaba en Peñarol desde el año 2019, ha separado su camino con respecto al equipo Carbonero. A sus 34 años, el atacante español se ha despedido del club y los aficionados a través de un comunicado en su cuenta de Twitter.

"Hola carboneros!

Ha llegado el momento de separar nuestros caminos, primero que nada quiero agradeceros todo el cariño y respeto que me habéis mostrado todo momento desde que puse un pie en Uruguay. He vivido una experiencia increíble e inolvidable, que desde luego ha superado mis expectativas previo llegar a Peñarol. Me siento afortunado por haber defendido los colores de un club tan enorme como es Peñarol. Siempre traté de defender al club con el máximo respeto y profesionalismo. A pesar de que el último año no saliesen las cosas como uno quería por muchos motivos, pero el recuerdo que me llevo es muy bonito y especial.

Me llevo grandes amigos, conocer un país con una gente muy acogedora, muy cercana a mi y a los míos. Y lo más importante de todo, agradecer a todos mis compañeros, mi familia durante esta aventura en Uruguay, todos los momentos que hemos pasado juntos. a todos los trabajadores del club y a toda la gente que hizo posible que viviera esta "locura".

Desde ya un carbonero más en la distancia. Un fuerte abrazo a tod@os, mucha salud y el mayor de los éxitos."

Se despide tras disputar más de 20 partidos con los aurinegros, haciendo un total de 6 goles entre todas las competiciones disputadas. Con la sensación agridulce de que si hubieran ido mejor las cosas, o hubiera llegado en otro momento de su carrera podría haber marcado mucho más en su estancia en Uruguay. Pero por encima de las cifras o lo disputado, lo mejor que deja es un gran recuerdo pese a su corta estancia, recibiendo una gran cantidad de mensajes de cariño por parte de los aficionados.