ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético del tiqui-taca

El gol de Suárez ante el Valencia se fraguó desde la defensa. Según Opta, el Atleti es el equipo que más goles ha marcado tras diez o más pases.

Luis Suárez celebra su gol al Valencia.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

El Atlético manda en Liga con puño de hierro, sumando 13 triunfos en los últimos 14 partidos de la competición, 47 puntos en 18 encuentros y sin mostrar ninguna fisura. Mientras progresa en puntos, también lo hace en el juego, con una reconversión fantástica desde el inicio de curso. Simeone se ha reinventado, ha cambiado su formación y su estilo, pasando a jugar con una línea de tres centrales, dos carrileros, múltiples centrocampistas de ataque y una gran atracción por el balón para generar peligro

El Cholo busca potenciar a sus futbolistas, y ha entendido que con Luis Suárez lo mejor es poder suministrarle balones cerca del área. Pero la reconversión ha sido de base, desde Oblak a la delantera. El propio meta ya no busca tantos envíos en largo y, si puede sin cometer riesgos, se apoya en sus zagueros para sacar el esférico jugado. "Me gusta que hayamos cambiado de estilo, y ahora intentamos jugar con más posesión, porque yo puedo participar más con los pies. A todos nos gusta tocar el balón, yo también disfruto jugando con los pies" declaraba el propio Oblak en la revista Panenka. 

Y la mejor muestra de esa nueva mentalidad rojiblanca se vio en el segundo gol del partido contra el Valencia, que rompió el marcador y puso en ventaja a los colchoneros. Hermoso sacó una falta en área propia conectando con Lemar, este para Koke, el capitán a Giménez, que con ciertas dudas entre si darla él u Oblak abre a Savic, el montenegrino recorta en lugar de rifarla y devuelve al uruguayo, que abre a Hermoso. Este hace la pared con Lodi y tras conducir y girar pone un balón perfecto al desmarque de João Félix. El portugués asiste al desmarque de Luis Suárez, que define de maravilla ante Jaume con un balón que toca el palo antes de introducirse en la red. Un golazo precedido de diez pases y con una sangre de hielo de todos los zagueros, mención aparte el espectacular envío de Hermoso para João. 

El madrileño es uno de los grandes beneficiados del cambio de estilo y uno de los jugadores que más lo ha potenciado. Hermoso se sitúa perfilado a la izquierda, con la seguridad de tener a Giménez cerrando y con mucha responsabilidad en la salida de balón. También la presencia de Koke en el pivote y el cambio de Lemar están siendo importantes. Sin renunciar al contragolpe con el marcador a favor o a cerrarse sobre la meta de Oblak cuando el rival está asediando, el Atlético se sigue sintiéndose cómodo sin balón, pero también con él. 

Un Atlético que elabora las jugadas

Según los datos de Adrián Barrios, de Opta, el Atlético es el equipo de LaLiga que más goles ha marcado precedidos de diez o más pases. Un total de siete tantos rojiblancos han llegado generados a partir de posesiones largas, superando por uno al Barcelona y por tres al Real Madrid. Pese a no haber llegado al ecuador de LaLiga, los de Simeone ya llevan más goles tras posesiones largas que en las últimas cinco temporadas (las que más eran la 2015-16 y 2019-20 con cinco).

Una perfecta muestra de este nuevo Atlético, que maneja cada vez más registros y ha añadido muchas cualidades con balón a su juego sin poner por ello en juego sus grandes virtudes defensivas y su fortaleza como bloque. El mejor ejemplo, el conjunto rojiblanco tiene en Suárez al Pichichi de LaLiga (12 tantos) y en Oblak al Zamora de la competición (ocho goles en contra en 18 partidos). Un premio a la valentía del Cholo saliéndose de su guion habitual y que demuestra que por mucho que un entrenador lleve tiempo en un banquillo, siempre es buen momento para reinventarse y añadir cualidades nuevas para seguir renovando a su equipo.