INGLATERRA

Robertson le gritó a Greenwood cuando iba a marcar y lo vio todo el mundo

El defensa del Liverpool intentó desconcentrar al joven delantero del Manchester United en una acción antideportiva que indignó a los aficionados de los 'reds devils'.

Robertson le gritó a Greenwood cuando iba a marcar y lo vio todo el mundo

El truco es más viejo que el propio fútbol, se trata de desequilibrar al contrario en un momento decisivo del lance del juego. Sucedió ayer durante el partido de la cuarta ronda de la FA Cup entre el Manchester United y el Liverpool, cargado de máxima tensión y mucha rivalidad, y que acabó ganando el United por 3-2. Salah había sido el encargado de adelantar al Liverpool, pero cuando el joven delantero del Manchester United, Mason Greenwood, se dispuso a ejecutar el lanzamiento del empate, el defensa del Liverpool, Andy Robertson, se sacó el viejo truco de jugar a despistar.

Eligió gritar al oído al joven delantero. Lo peor de todo es solo que no solo acabó marcando sino que lo vio todo el mundo para indignación general de los aficionados del Manchester United.

Greenwood, de 19 años, ignoró la vieja táctica de la que en la Liga española de los 70 hacía gala el delantero del Sevilla, Baby Acosta, especialista en desconcertar a los rivales dirigiéndose a ellos. La acción de Robertson indignó a la hinchada de los red devils. Ya se sabe que, pese a ser tiempos de pandemia y no haber espectadores en los campos, la televisión es ese gran ojo que todo lo ve... El sonrojo de Robetson por la antideportiva acción acabó en el sonrojo general para todo el equipo en una derrota dolorosa en la FA Cup, que le ha costado al Liverpool la eliminación de la competición.