REAL MADRID

El Madrid se olvida de cómo golear

El partido ante el Alavés fue el segundo de la temporada en el que los de Zidane metieron cuatro o más goles. Muy lejos de las cifras de otros años y los grandes de Europa.

El Madrid se olvida de cómo golear
VINCENT WEST REUTERS

El Real Madrid respira. Tras una semana desastrosa en las que se encadenaron la derrota ante el Athletic en la Supercopa y la histórica eliminación frente al Alcoyano en Copa del Rey, los blancos encontraron en Mendizorroza la tan esperada calma después la tormenta.

Los de Zidane, está vez dirigiendo el partido a través de una llamada con Bettoni, no solo ganaron dando una buena imagen, algo no muy habitual esta temporada, sino que lo hicieron de una forma de la que sus aficionados casi se habían olvidado, con una goleada. El 1-4 conseguido ante el Alavés es la segunda vez que el Madrid mete cuatro o más goles en esta temporada. Los blancos solo habían cantado tantos goles en la victoria por 4-1 al Huesca el pasado 31 de octubre, un partido que además del resultado guarda muchas similitudes con el celebrado en Vitoria. Aquel día Benzema también marcó dos goles, Hazard metió el primero de los dos tantos que lleva en Liga y un mediocentro, Valverde, completó la goleada.

Tras 19 partidos de Liga, la fase de grupos de la Champions superada y habiendo terminado ya la participación del equipo tanto en Copa como en la Supercopa, lo que suma un total de 27 partidos, resulta llamativo que el Madrid solo haya conseguido batir la meta rival al menos cuatro veces en tan solo dos partidos. Uno de los grandes males de los blancos en los últimos años, desde la marcha de Cristiano, es la falta de pólvora, pero en esta temporada es aún más evidente.

Menos pólvora que las últimas cuatro temporadas

En la temporada 19-20 los de Zidane consiguieron golear por cuatro o más goles en hasta seis ocasiones, cuatro en LaLiga, y una vez en Champions y en Copa. En la 18-19, una temporada muy inestable en la que hasta tres entrenadores se sentaron en el banquillo, la cifra de goleadas aumentó hasta 10, beneficiándose sobre todo del rendimiento en Copa del Rey que aún tenía el formato a doble partido y donde el equipo ganó al Melilla 0-4 y 6-1 y al Girona en la ida de cuartos por 4-2. Además, el equipo metió cuatro o más goles en cinco partidos de Liga, uno de Champions y en la final del Mundialito de clubes.

En la 17-18, el último curso de la primera etapa de Zidane, hubo un total de nueve goleadas, eso sí, ocho fueron en Liga y una en Champions. Y por último en la 16-17 en la que se consiguió levantar el codiciado doblete, los blancos se fueron hasta un total de 16 partidos en los que marcaron cuatro o más goles, diez de Liga, tres en Champions (incluyendo la final frente a la Juventus), dos en Copa y uno en el Mundialito. Una temporada que sin duda alguna evidencia el potencial ofensivo que tenía el Madrid hace no tanto en la época de esplendor de la BBC.

De seguir en esta dinámica, el Madrid este año terminaría el año con tan solo cuatro goleadas, una cifra muy pobre para lo que están acostumbrados sus aficionados. Sin goles se necesita un bloque muy sólido, como el que se vio en la reanudación de la pasada temporada, para optar a títulos y la irregularidad defensiva del equipo en estas últimas semanas está haciendo aún más evidente la falta de chispa del equipo arriba.

A años luz de los grandes de Europa

Con 34 goles los blancos son el tercer equipo más goleador del campeonato liguero, por detrás de los 39 del Barça y los 36 del Atlético, estos últimos con un partido menos. Eso sí, los colchoneros (ocho) han recibido la mitad de goles que el Madrid (dieciséis), dando valor con su defensa a los tantos conseguidos.

Estas cifras distan mucho de las cosechados por los grandes equipos europeos. En Alemania el Bayern de Múnich (49) supera ampliamente al Madrid, pero es que además otros tres equipos, el Borussia Dortmund (35), Borussia Monchengladbach (35) y el Eintracht Frankfurt de Jovic (35) tienen mejores cifras goleadoras.

Los mismo ocurre en Italia, donde Inter (45), Atalanta (44) -rival del Madrid en Champions-, Roma (41), Nápoles (40), Milan (39) y Juventus (37) ven más puerta que los hombres de Zidane. En la Ligue 1, el PSG sigue demostrando su gran potencial con 48 goles, y le siguen Mónaco (42), Lyon (39) y Lille (35) por encima de los 34 del Madrid. Solo los grandes de la Premier parecen estar pasando los mismos apuros que los merengues con el Liverpool (37), Manchester United (36) y el Leicester (35), liderando la tabla de equipos más goleadores.

En total, 18 equipos de las cinco grandes ligas están demostrando tener más pólvora que los hombres de -ahora- Valdebebas. Un dato que evidencia los problemas que está teniendo el equipo tanto para generar ocasiones como para convertirlas.

Benzema, completamente solo

La responsabilidad goleadora recae tan solo en los hombros de Benzema que con su doblete de ayer ya lleva 15 goles esta temporada, 10 de ellos en Liga. Tras él, hay que irse hasta los cinco de Casemiro para encontrar al segundo máximo goleador siendo sangrante la estadística del resto de atacantes del equipo. Vinicius y Hazard llevan tres tantos cada uno, por delante de Rodrygo, Asensio, Mariano que tan solo han visto puerta una vez.

El Real Madrid sigue echando mucho de menos los goles de Cristiano Ronaldo. Los más de 100 millones que se pagaron por Hazard, los 60 de Jovic o los 20 de Mariano, no han llenado el agujero que se creó con la marcha del portugués. Para más inri, Jovic ya ha metido tres goles en los 76 minutos que ha jugado en el Eintracht repartidos entre tres partidos.

Ante el Alavés el Madrid volvió a recordar a su afición lo que era golear, en un partido que además dejó grandes noticias como el nivel de Modric, Kroos y Benzema, pero sobre todo la actuación de Eden Hazard. El equipo deberá intentar entrar en una buena dinámica goleadora a partir de ahora para seguir sumando puntos de tres en tres. Si no, y a la luz de la irregularidad defensiva, será muy complicado pelear por los dos títulos en los que aún siguen con vida.