ATLÉTICO DE MADRID

El análisis de datos cuantifica el efecto Suárez en el Atlético

Su precisión quirúrgica y la de todo el equipo es una de las claves que disparan la relación del Atlético entre los puntos reales y los esperados. El Atlético debería llevar menos y Suárez menos goles.

Correa felicita a Suárez.
VINCENT WEST REUTERS

Es el Atlético con mayor pegada en mucho tiempo. En Eibar quedó palpable. Por momentos el equipo de Simeone no se encontró cómodo, impreciso por la presión siempre alta de Mendilibar. Se la sacudió por momentos, consiguió domar el nervio local, pero sobre todo se encontró con que aprovecha al milímetro sus ocasiones. Hay un dato que evidencia la pegada rojiblanca, por encima de cualquiera de los equipos de la LaLiga. El Atlético es el equipo con mayor diferencia de todo el campeonato entre los puntos reales y los puntos esperados (xP). Esta métrica del análisis de datos establece el resultado de un partido en función de la calidad de las ocasiones generadas y la probabilidad que estas tenían de ser gol.

Así, se observa a través del sitio especializado en Big Data futbolístico Understat, que el Atlético muestra la mayor diferencia de toda la liga entre los 44 puntos reales que tiene y los 31,78 que debería llevar. El dato explica que el Atlético lleva más puntos de los que debería en función del análisis de sus partidos y se cimenta en lo certero que está siendo en el remate, mejor que lo que se pudiera esperar por las situaciones que ha tenido, y, evidentemente, por un notable poder defensivo.

La clasificación de Understat muestra la diferencia entre los puntos reales y los esperados (xPTS).

En el caso del Atlético, renqueante otras veces en este apartado, se valora la pegada que está teniendo. Y a ello colabora el copichichi de la Liga. El efecto Suárez tiene su cuantificación también en el análisis de datos. El uruguayo suma 11 goles, mejor que lo que se podría esperar en función de la situación de sus remates (xG). Su xG en la liga es de 7,58. El charrúa está muy preciso. En Ipurúa fue un claro ejemplo. Se inventó un gol casi de la nada, aprovechando el error de la zaga y, después, no perdonó desde el punto de penalti. Suárez está esta temporada en 0,98 goles cada noventa minutos. Es el mejor promedio goleador del uruguayo desde la temporada 2015-2016, cuando cerró LaLiga con 40 goles, firmando 1,14 cada noventa minutos. En sus cuatro siguientes campañas con el Barcelona terminó con 0,88 goles por noventa minutos en la 16-17; 0,78, en la 17-18; 0,67, en la 18-19 y 0,72 en la pasada, según los datos del proveedor Statsbomb. Ahora está en ese ya señalado 0,98 cada noventa minutos. Un seguro para el líder.

Las estadísticas de Luis Suárez en LaLiga, por Sofascore.

El Barcelona echa de menos esa pegada del uruguayo.

Es el mejor Suárez en cuatro años. Bien se puede acordar Koeman, que hace bien poco se quejaba de las ocasiones de gol que su equipo malgasta. El Atlético, en términos generales, suma 33 goles en la Liga, 1,94 por partido. Mientras, los datos dicen que debería llevar 26,12 goles (xG) en función de sus situaciones para marcar. El Atlético marca más de lo que se le espera. Un Barcelona sin Suárez vive una realidad opuesta. Para empezar, es un equipo con una relación negativa entre los puntos reales y los esperados (xP). Suma 34 puntos y su xP es de 36,10, Debería llevar más puntos. Apuntando a los números ofensivos, se observa que el Barcelona acumula en la Liga 37 goles (2,06 por partido), mientras que su xG es de 41,18. No era la liga, pero la falta de puntería explica que el Barcelona tuviera que jugar otra prórroga más en la Copa. Sobre la diferencia entre puntos reales y esperados del Atlético, no se puede dar la espalda a su asombroso rendimiento en defensa. De Oblak y de sus zagueros. El equipo de Simeone ha encajado siete goles en contra (0,41 por partido), mientras que debería haber recibido 13,77 (xGA).