BARCELONA

Dest sigue sin entrenarse y apunta a baja ante el Elche

Koeman tendrá que recurrir de nuevo a Óscar Mingueza en el lateral derecho para el partido de este domingo. Sergi Roberto podría reincorporarse al grupo la próxima semana.

Dest sigue sin entrenarse y apunta a baja ante el Elche
CRISTINA QUICLER AFP

Ronald Koeman afrontará su segundo partido esta temporada sin un lateral derecho disponible del primer equipo. La ausencia de Sergiño Dest en la sesión de este viernes evidencia que las posibilidades para recuperarlo de cara al partido del domingo ante el Elche son mínimas. Hay que recordar que Dest ya no jugó en Copa ante el Cornellà al resentirse de unas molestias musculares en la final de la Supercopa ante el Athletic. Como es habitual desde hace un tiempo en el club, en el comunicado médico ni se concretó un diagnóstico ni tampoco se aventuró un tiempo de recuperación, dejando las puertas abiertas a cualquier tipo de especulación.

Si se confirma la baja de Dest para el partido en Elche, será otra vez el jugador del filial, Óscar Mingueza, el encargado de ocupar la banda derecha. Mingueza ha cumplido con el guion cuando le ha tocado jugar en esa posición, aunque evidentemente no es la idónea para sus virtudes futbolísticas.

Así pues, Koeman repetirá casi la defensa que alineó el jueves en Cornellà: con Mingueza en la derecha, y Ronald Araujo y Clement Lenglet, en el eje central. La única diferencia estará en la banda izquierda donde regresará Jordi Alba en detrimento de Junior Firpo, que volvió a desaprovechar una nueva oportunidad.

Quien cada día está más cerca de reaparecer es Sergi Roberto. Al de Reus, que suma ya dos meses fuera de los terrenos de juego, se le espera la próxima semana. La intención es que se reincorpore a los entrenamientos con el grupo el próximo lunes y que vaya cogiendo ritmo de competición. Puede que ante el Rayo en Copa sea un poco precipitado, pero sí podría entrar en la lista ante el Athletic el 31 de enero en el Camp Nou.

Koeman aprovechó la sesión de este viernes para hacer un aparte con el joven centrocampista Ilaix Moriba. El técnico holandés quiso felicitarle por su debut, pero también ponerle los pies en el suelo, dejándole bien claro que ha de seguir trabajando y mejorando si quiere mantenerse en el primer equipo y seguir contando con oportunidades.