BARCELONA

Mensaje a Riqui Puig

Más allá del penalti que transformó con descaro ante la Real, el de Matadepera no ha tenido buenas actuaciones en las prórrogas ante la Real y el Athletic y este jueves en Cornellà, donde fue sustituido.

La gloria del penalti contra la Real Sociedad, su primer gol oficial (aunque fuera en una tanda), con el primer equipo, ha sido efímera para Riqui Puig. Este jueves, Koeman lo sustituyó al descanso, una señal evidente de que no estaba satisfecho con su rendimiento más allá de la tarjeta amarilla que vio en el minuto seis y que le condicionó pronto.

Era una semana importante para el centrocampista de Matadepera, 21 años. La falta de efectivos del Barça en el centro del campo, y la acumulación de prórrogas, le brindaba una buena oportunidad para ser relevo de Pedri. Pero no puede decirse que lo haya aprovechado. Ante la Real estuvo fallón y cometió varias pérdidas de riesgo. Su valentía para tirar el quinto penalti, sin embargo, compensó todo. Pero, futbolísticamente, tampoco estuvo al nivel en la prórroga contra el Athletic. Riqui es víctima de cierta precipitación en su juego, traslada con demasiados toques en ocasiones y, defensivamente, le cuesta mantener la posición.

Contra el Cornellá, se condicionó él mismo el partido con una tarjeta en el minuto seis de partido (debe templarse también con los árbitros, dentro del campo y en la grada), pero tampoco fue capaz de marcar el ritmo del Barça. El centro del campo, con Pjanic, Ilaix y el canterano, sufrió hasta que en el campo aparecieron Busquets y Pedri. El temple del canario, con el fútbol en la cabeza, contrasta con la precipitación de Riqui. Koeman no estaba para fiestas. Sabía que tenía que asegurar la victoria como fuese y que el partido estaba en cierto riesgo. La entrada de Dembélé por Riqui fue un mensaje al canterano, que no goza de la confianza total del holandés y que está en un año fundamental para su carrera.

Camino de los 21 años, su idea es seguir en el Barça. Pero el tiempo pasa y no tiene muchos minutos. Eso sí, las bajas del Barça y la acumulación de partidos pueden darle pronto nuevas oportunidades.