MANCHESTER CITY

¿Por qué ha desaparecido Sergio Agüero?

Sergio Agüero vive uno de los momentos más grises de su carrera profesional y su futuro genera muchas dudas. Sigue sin renovar y su estado de forma preocupa

¿Por qué ha desaparecido Sergio Agüero?

La situación de Sergio Agüero se ha convertido en un auténtico misterio en el Manchester City. Una leyenda viva del club, con los mejores registros goleadores y deportivos en la zona Sky Blue de Manchester, que está viviendo un último año plagado de dudas, muchas preguntas sin resolver, de una desaparición en la dinámica del equipo y de un futuro que sigue sin resolver.

Demasiadas lesiones en el último año.

Agüero se ha perdido 161 días y un total de 28 partidos oficiales. Dos lesiones de carácter muscular y una en su rodilla izquierda han mermado su presencia en el equipo. Es una de las razones más contundentes y lógicas que pueden explicar su desaparición. Durante el periodo de recuperación, evidentemente, no ha podido estar disponible a las órdenes de Pep Guardiola. Sin embargo, en términos numéricos, se ha perdido por razones físicas el 44% del año. Es el dato más objetivo de todos.

Aislado por estar cerca de un positivo.

Hace unas semanas, Pep Guardiola confirmaba en rueda de prensa que, pese a que Agüero estaba recuperado y había entrenado con normalidad, iba a causar baja en el partido de FA Cup al haber estado en contacto cercano con un positivo en COVID-19. Por medidas sanitarias y para cumplir el protocolo impuesto en el fútbol inglés, causaría baja y debía cumplir el periodo de aislamiento. El resultado de su test había dado negativo, pero las reglas impuestas obligaban a que no formara parte de la dinámica del club. Otra situación más que prolongaría su ausencia con el resto de sus jugadores y haría aumentar los días sin estar disponible y la lista de partidos descartados en su calendario.

Sólo 5 goles en el último año.

Sus cifras deportivas han caído en picado de forma alarmante. Esta temporada sólo ha firmado 2 goles, ambos en Champions League (frente al Porto y frente al Olympique de Marsella). Y lo verdaderamente preocupante llega en términos ligueros, ya que Agüero no marca en Premier League desde el 21 de enero de 2020, contra el Sheffield United. Es decir, un año sin marcar. Sí es cierto que marcó en EFL Cup (1 de marzo contra el Aston Villa) y en FA Cup (4 de marzo contra el Sheffield Wednesday), pero estas cifras sólo maquillan una situación alarmante.

Acaba contrato y sigue sin renovar.

A sus preocupantes cifras se le suma su situación personal y contractual. Finaliza contrato en junio, ya es libre para negociar con otros clubes y su futuro es, ahora mismo, un auténtico misterio. Cuando en 2018 firmó su última renovación se afirmó en las islas británicas que aquella firma podría convertirse en la última como jugador del Manchester City ya que, según las informaciones, una de sus intenciones parecía ser volver a Argentina para vivir sus últimos años como jugador profesional. Aquella información surgió y parece olvidada, pero nadie ha desmentido aquello y por ahora sigue teniendo vigencia porque, tal y como aseguraban, sigue sin renovar y sería su último contrato. Sin embargo, en términos de mercado, se ha visto envuelto en dos fuertes rumores de distinta índole. Por un lado, el hipotético fichaje de Messi por el Manchester City. Amigos desde muy jóvenes, la presencia de Agüero podría ser un factor importante para el futuro de Messi y, a su vez, la llave para su renovación. Sin embargo, al mismo tiempo, en las últimas semanas ha nacido el rumor de que el PSG podría tenerle en su agenda para formar una delantera de lujo junto a precisamente también Messi. Dos fichajes a coste cero, ya que ambos acaban contrato, ofreciéndoles suculentos y atractivos contratos. Lo único cierto por ahora es una cosa: sigue sin renovar y en junio puede decir adiós.

Un año condicionado al parón por la COVID-19

Es cierto que el Manchester City se vio obligado a un parón por motivos sanitarios que privaron al equipo de disputar partidos desde el 8 de marzo (contra el Manchester United) al 17 de junio (contra el Arsenal). Tres meses sin competir que, evidentemente, deben tenerse en cuenta a la hora de contextualizar las cifras goleadoras de Agüero. Sin embargo, su rendimiento está por debajo de otros goleadores del fútbol inglés que, pese a todo, han rendido de forma notable, han seguido marcando, tales como Harry Kane, Calvert-Lewin, Danny Ings, Jamie Vardy o Mohamed Salah. Ellos también vivieron el parón, el confinamiento, pero sus cifras han seguido las pautas esperadas, han cumplido con las expectativas que acostumbran. Es ahí donde se acentúa la situación del atacante albiceleste.

Se habla más de sus partidas en Twicht que de su fútbol.

Si su situación profesional y deportiva es preocupante, lo cierto es que en su último año (con el confinamiento de por medio) ha sido más protagonista por temas que han ocurrido fuera de los terrenos de juego que por su carrera deportiva. El delantero argentino se ha convertido en uno de los protagonistas de moda en la red social Twitch, donde ha compartido sus partidas de videojuego y ha generado conversaciones con otros profesionales conocidos de todo tipo. Nadie ha reprochado oficialmente esa faceta suya, pero lo cierto es que no ha ayudado en exceso a una situación deportiva que ha hecho extrañarle por miles de fans del Manchester City, quienes le han visto más realizando streamings en esta popular red social que sobre los terrenos de juego.