ALEMANIA

En Francfort alucinan con Jovic: "Fue como en Hollywood"

"Le pregunté a Luka antes del partido cuántos goles iba a marcar. Me contestó: 'Si juego 15 minutos, marcaré uno', desveló un compañero de vestuario.

El Real Madrid no suele fijarse en demasía en otros clubes, pero lo ocurrido el pasado domingo en Frankfurt sí está dando que hablar en el Santiago Bernabéu. Luka Jovic, un jugador que no pasó de los dos goles en sus 32 apariciones vestido de blanco, tardó apenas media hora para igualar esa cifra tras su vuelta al Eintracht de Francfort. Cayó de pie el ariete serbio en el club que le lanzó al estrellato hace dos años y que no se cortó a la hora de mandar un pequeño dardo al Real Madrid en redes sociales. "Tan solo había que meterlo", escribió el Eintracht en Twitter después del doblete de Jovic frente al Schalke 04 (3-1).

No es un secreto que el entorno es decisivo en esto del fútbol. Jovic, condenado al ostracismo en el conjunto madridista, volvió a un Frankfurt en el que se siente como pez en el agua. Fueron amigos y siguen siéndolo, algo que no tardó en plasmarse sobre el terreno de juego y que, también, quedó reflejado en las entrevistas con los protagonistas tras el pitido final en el Commerzbank Arena. "Le pregunté a Luka antes del partido cuántos goles iba a marcar. Me contestó: 'si juego 15 minutos, marcaré uno'. Entonces le dije que tenía que hacer dos si jugaba 30. Y cumplió. Se merece que le dé algo esta semana", desveló su compañero Djibril Sow.

Fredi Bobic, director deportivo del séptimo clasificado de la Bundesliga, agregó: "Luka no registró demasiados contactos con el balón, pero los que tuvo fueron de lo más efectivo. El guión estaba escrito. Fue como en Hollywood. Tiene una calidad fuera de lo normal y se nota que el aire de aquí le sienta bien". Lo que fue tachado por los principales diarios alemanes de "cuento de hadas" tiene un simple motivo desde el punto de vista de Bobic: "Luka tiene a su gente aquí, les conoce a todos y está más que a gusto". Jovic coincide: "Este equipo no es peor que el que deje en 2019. Espero incluso mejores resultados", dijo el serbio, que ya vuelve a ser uno más en su Eintracht.