REAL ZARAGOZA

Ratón no se va al Nástic y René Román no ficha

La doble operación ha sufrido un giro absoluto en las últimas horas al no superar el veterano portero el reconocimiento médico. Peybernes, por su parte, ya está de camino a Zaragoza.

Álvaro Ratón.
ALFONSO REYES

Giro de 360 grados en una doble operación que parecía cerrada: se han roto a última hora las negociaciones para la cesión de Álvaro Ratón al Nástic de Tarragona hasta el final de temporada debido a que René Román, el que iba a ser su recambio durante los próximos seis meses, no superó ayer el perceptivo reconocimiento médico.

Ratón, que viajó ayer por la tarde a Tarragona para cerrar su préstamo, después de haberle pedido una cesión al director deportivo Miguel Torrecilla para disfrutar de más minutos, se está entrenando ahora mismo en la Ciudad Deportiva a las órdenes de Juan Ignacio Martínez y acabará esta campaña en el Real Zaragoza. Ya es definitivo.

Así que René, con la carta de libertad, tras rescindir hace un mes su contrato con el Dinamo de Bucarest, tendrá que buscarse un nuevo equipo, que curiosamente podría ser el Nástic.

Por el contrario, la operación que no está en peligro es la del defensa central francés Mathieu Peybernes, de 30 años y 1,87 de estatura, que se convertirá en las próximas horas en el primer refuerzo invernal del Real Zaragoza. De hecho, el jugador está viajando ahora a la capital aragonesa.

La llegada de Peybernes puede suponer la salida de Guitián, uno de los siete jugadores que estaban en la rampa de salida del Real Zaragoza, junto a Papu, ya en el fútbol chipriota, James, Raí, Nick, Larrazábal y, especialmente, el esloveno Vuckic.

La intención de Torrecilla es firmar a un futbolista por línea en este mercado invernal, aunque la mayor parte del esfuerzo económico se destinará a un delantero centro. En este sentido, uno de los objetivos es Álex Alegría.