LEGANÉS

El Leganés, forzado al exilio del congelado césped artificial

Los pepineros se tendrán que ejercitar en el Jesús Polo por consejo de LaLiga para cuidar la ID Butarque y Butarque. Hoy lo ha hecho entre bloques helados.

El Leganés, forzado al exhilio del congelado césped artificial
@CDLeganes CD Leganés

Todo en el Leganés es últimamente cambio anómalo condicionado por las consecuencias de la borrasca Filomena. Los más llamativos, el aplazamiento de su último partido de Liga frente al Almería y el cambio de escenario para jugar el sábado (20:00) frente al Sevilla en Copa del Rey. El duelo se jugará en el Wanda Metropolitano y no en Butarque. Pero no son los únicos cambios. Esta tarde el equipo de José Luis Martí ha sufrido el tercero: la modificación de su escenario habitual de entrenamiento de la ID Butarque al Estadio Anexo Jesús Polo, de césped artificial.

El motivo, el de siempre estos días: la nieve. Nieve que en verdad ya no es nieve, sino hielo. Los pepineros habían entrenado martes y miércoles en la ID Butarque, su habitual centro de trabajo, aprovechando un pequeño espacio de césped limpiado y acondicionado para la tarea.

Sin mejoría y el protocolo de LaLiga

La perspectiva era que, pasado un tiempo, las condiciones mejoraran y se pudiera retirar la nieve. Pero no lejos de mejorar, la situación ha empeorado con heladas que han hecho más arriesgado si cabe retirar los bloques que se han formado ya no sólo en la ID Butarque, sino también en Butarque. Entrar con maquinaria o palas para retirarlo podía ser peor. Los campos podían quedar inservibles para el resto de temporada. 

Una opinión expresada por Royalverd, la empresa que se ocupa de la gestión del césped, y LaLiga, que en una circular enviada a los clubes afectados por las nevadas les ha remitido un decálogo de medidas con las que afrontar esta crisis en caso de no disponer de lámparas térmicas o calefacción en el césped, como es el caso de Butarque.

Entre los consejos, evitar el acceso de maquinaria pesada para retirar la nieve, no usar mantas de protección e incluso evitar el uso de estas superficies para entrenar sobre césped artificial.

Entreno entre bloques de hielo

Recibido el decálogo, el Leganés se puso a trabajar para encontrar una superficie donde poder ejercitarse. Finalmente escogió el Jesús Polo y puso a trabajar a sus propios empleados (incluso entrenadores de categorías inferiores) y al personal de Royal Verd.

Ayer a última hora de la tarde consiguió acondicionar el recinto en las mejores condiciones posibles (que no las óptimas) para que hoy los de Martí se pudiera ejercitar. Así ha sido, aunque no sin dificultades. Los futbolistas no han podido utilizar un vestuario y se han tenido que cambiar en el parking, al que han accedido por un pequeño sendero acondicionado ex profeso. Los alrededores de Butarque (entre ellos, los acceso al estadio) siguen siendo una pista de hielo.

Ya durante la sesión algunas partes del césped tenían bloques de hielo que no se ha podido retirar al completo de la instalación. Pese a ello, Martí ha contado con más de medio terreno de juego dispuesto para entrenar en unas condiciones que, sin ser las mejores, son las que tendrá que afrontar en los próximos días él y sus jugadores a causa de la borrasca Filomena.