INGLATERRA

El City, acusado de pagos ilegales para fichar a canteranos

The Athletic denuncia el caso del brasileño Gabriel Fernando Almeida. El City habría ofrecido un trabajo falso al padre para que éste pudiera mudarse con su familia a Inglaterra.

El City, acusado de pagos ilegales para fichar a canteranos
PHIL NOBLE REUTERS

El Manchester City ha sido acusado por el medio The Athletic por ofrecer un trabajo falso al padre de un futbolista de su cantera para que éste pudiera mudarse con su familia a Inglaterra. La historia sucedió entre 2011 y 2013, tiempo en el que Gabriel Fernando Almeida, hoy de 24 años, formó parte de las categorías inferiores del City. El futbolista brasileño fue captado por el conjunto por entonces dirigido por Mancini, tras haber probado en clubes como el Tottenham o el Sporting Portugal.

Gabriel Fernando Almeida entrenó incluso con el primer equipo en varias ocasiones, a los 15 años, y tal y como cita The Athletic, un ex compañero suyo lo recuerda como "el típico brasileño capaz de hacer trucos con el balón que ningún inglés puede llegar a soñar".

Pero la historia tiene relevancia por la estrategia que se siguió para que el joven brasileño pudiera recalar en el Manchester City. El club, tal y como denuncia The Athletic, ofreció un trabajo de "ojeador" a su padre por el que fue remunerado con alrededor de 1.100 euros al mes (unas 1.000 libras al mes, a veces un poco más, a veces un poco menos)... pero que nunca desempeñó. El propio padre así lo declara en la exclusiva de The Athletic: "La realidad es que me pagaron pero nunca trabajé. De hecho, ni siquiera hablaba inglés. Me organizaron un curso de scouting y fui dos veces a clase para aparecer en él, pero no fui más. Era una mentira", explica. De este modo, el club aumentaba el pago que se hacía a la familia para que el jugador firmara por el Manchester City.

Según la normativa de la Premier League, está prohibido "ofrecerle al jugador, o a cualquier persona conectada a él, de forma directa o indirecta, un beneficio en forma de pago". El Manchester City, por su parte, ha negado las acusaciones. Las repercusiones potenciales si la Premier League investiga el caso todavía son desconocidas. En cualquier caso, los 'citizens' ya han sido sancionados en el pasado por cometer ilegalidades en los traspasos de menores.